Cómo hacer que los niños estén bien hidratados durante el verano

Durante estos días se están sufriendo altas temperaturas, propias de la época en que estamos pero que nunca dejan de ser sofocantes e incómodas. Ante una ola de calor, existe un importante riesgo de sufrir diversos daños, tanto externos como internos. Por una parte, la piel puede sufrir quemaduras que pueden resultar muy peligrosas, pero también existe el riesgo de sufrir una insolación.

Los niños pequeños, los bebés, las embarazadas y las personas mayores, son los principales grupos de riesgo ante una ola de calor. Por lo que es fundamental asegurarse de que los niños estén siempre bien hidratados y protegidos frente a las consecuencias de las temperaturas extremas. El consumo de agua es la principal forma de hidratar el organismo, pero no es la única.

Los peligros del calor: el golpe de calor

Lo que se conoce como golpe de calor, se produce cuando el cuerpo rebasa los 40ºC de temperatura. Generalmente, se produce como consecuencia de la pérdida de líquido a través del sudor, que puede estar provocada por una exposición prolongada al sol o por no hidratarse correctamente. Para evitarlo, es esencial tomar agua durante todo el día, especialmente cuando se expone el cuerpo al calor.

El problema es que los niños se suelen olvidar de tomar agua y cuando se acuerdan, es porque ya tienen mucha sed y eso es un indicador de deshidratación. Por lo que deberás ser tú quién se encargue de darles agua frecuentemente. Sin embargo, esta no es la única forma de mantener a los niños bien hidratados. A continuación te contamos algunos trucos para conseguir un extra de hidratación corporal.

Frutas de temporada para estar bien hidratados

Las frutas veraniegas como la sandía o el melón, contienen un alto porcentaje de agua, lo que las convierte en un importante aliado a la hora de mantener el organismo bien hidratado. Si vas a pasar el día a la playa, al campo o en una simple tarde de parque, no olvides llevar contigo un recipiente hermético con algunos trozos de fruta fresca. También las puedes preparar en batidos o en smoothies, más fácil de llevar y una buena forma de mantener a los niños bien hidratados.

Polos de hielo

Mucho mejor si los preparas en casa, así podrás controlar la cantidad de azúcar que lleva el helado. Puedes prepararlos con las frutas favoritas de los niños, con limón, naranja, piña, sandía o el sabor que ellos prefieran. Tomar un helado en plena tarde cuando el calor es más sofocante, será una deliciosa forma de refrescarse y ayudar a los niños a estar bien hidratados.

Leche y derivados lácteos

La leche contiene un alto índice de agua entre sus componentes, aportando casi 90 gramos de agua por cada 100 ml. Además del agua, la leche y los derivados lácteos (helados cremosos, yogur, batidos caseros) aportan otros nutrientes como proteínas, minerales y vitaminas, esenciales para un correcto funcionamiento del organismo.

Agua con sabor para estar bien hidratados

A muchos niños les cuesta tomar agua porque esta no tiene ningún sabor, pero puedes hacer que este líquido tan necesario les parezca más atractivo añadiendo algo de sabor. Solo necesitas hacerte con una botella transparente y bonita, exprime un limón y mezcla con agua, añade dos cucharadas de azúcar para que la limonada no esté demasiado amarga o dos cucharadas de miel si lo prefieres.

Guarda la limonada en la nevera y lleva la botella contigo siempre que salgáis de casa. El limón aporta minerales que se pierden a través de la sudoración, lo que produce calambres y otros malestares físicos. Con la limonada podrás mantener hidratada a toda la familia y además, disfrutaréis de un refrescante y delicioso trago cada vez que lo necesitéis.

Cada niño su botella

Es muy importante que cada niño tenga su propia botella, en ningún caso deben compartir la botella ni beber del mismo vaso. Esto siempre es importante para evitar el contagio de virus, pero ahora en plena era Covid-19 es aún más importante extremar las precauciones. Adquiere una botella para cada niño y enseña a tus hijos a utilizar solo su botella y a no compartirla con ningún otro niño, ni siquiera con la familia.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.