Cómo hacer un ambientador natural y ecológico con tus hijos

Ambientadores naturales con frutas y especias

Hacer un ambientador natural con los niños, es una actividad perfecta para una tarde de fin de semana. A los niños les encanta hacer manualidades y este tipo de actividades, se disfrutan más porque tienen una utilidad para toda la familia. Además, podréis hacer un ambientador natural y ecológico con el que aromatizar vuestro hogar y mejorar el bienestar familiar.

Los mejores aromas son los que provienen de los productos naturales, como las plantas, las frutas o las especias. Por lo que existen infinitas posibilidades para preparar tu ambientador y podrás personalizarlo en base a vuestros gustos. Por otra parte, estarás enseñando a los niños el valor del reciclaje y de los productos hechos en casa. Una importante lección para los pequeños que viven en una sociedad mayoritariamente consumista.

Ambientadores naturales

A continuación encontrarás algunas ideas para crear diferentes ambientadores caseros, todas ellas sencillas y fáciles de preparar para trabajar con los niños. Todos estos ambientadores se fabrican con productos naturales, libres de sustancias químicas y otros elementos tóxicos.

Ambientador para la nevera y la cocina

Ambientador casero con limón y clavo

Tan solo necesitarás algunos limones y clavos de especia. Esto lo pueden hacer los niños sin mayor complicación, ya que tan solo tendrán que clavar los clavos en los limones. Este ambientador es perfecto para colocar en el interior del frigorífico y neutralizar los distintos olores que desprenden los alimentos. También puedes usarlo como centro de mesa y aromatizar la cocina.

Utiliza una fuente de madera y coloca varios limones con clavos, puedes añadir unas ramitas de romero y tendrás un bonito centro de mesa para tu cocina.

Saquitos de lavanda para los armarios

Saquitos de lavanda caseros

En los armarios roperos también se suele formar un aroma poco agradable, lo desprenden las prendas que no se usan habitualmente y puede arruinar toda tu ropa. Evitarlo con un ambientador natural es posible, en este caso necesitarás tela de lino, algunas ramas de lavanda natural y unas cintas de tela. También puedes utilizar otros productos como canela en rama, limón o romero, entre otros.

Fabricar los saquitos es muy sencillo y lo pueden hacer los niños. No necesitas una máquina de coser, ni tan siquiera una agua, ya que puedes utilizar pegamento para tejidos o cinta de doble cara. Una vez que estén listos los saquitos, solo tendrás que poner dentro la lavanda y cerrar con una cinta, que además servirá para colgarlo en la barra del armario.

Canela en rama para salones y salas de estar

Centro de mesa casero con velas y canela en rama

La canela tiene un aroma delicioso, especialmente si se trata de canela natural. Hacer un ambientador casero con este producto es muy sencillo. Necesitarás algunas velas, es importante que tengan un buen grosor y que no sean demasiado altas, también es necesario que sean velas sin aroma. Esto también lo pueden hacer los niños, ya que solo tendrán que ir colocando las ramas de canela alrededor de la vela.

Utiliza un trozo de cordel de saco para atar las ramas de canela a la vela y ya estará listo. Cuando enciendas la vela, la canela desprenderá un aroma natural y delicioso que se quedará durante horas en tu casa.

Ambientador de tejidos

No hay nada como meterse en la cama después de haber puesto unas sábanas limpias, que mantengan el aroma del suavizante. Pero, a no ser que laves las sábanas y las vuelvas a poner cada día, esto es algo que no se puede disfrutar a diario. A no ser, que fabriques un ambientador casero para los tejidos de tu hogar. Te sorprenderá lo sencillo que es y  los buenos resultados que ofrece.

Solo necesitas un pulverizador, puede ser reciclado de algún producto de limpieza o perfume que hayas terminado, pero tendrás que asegurarte de que está bien limpio y eliminar todo el perfume anterior. El resto de ingredientes son:

  • Tres cucharadas de suavizante concentrado para la ropa
  • Una cucharada de bicarbonato
  • Agua caliente

Puedes hacer la mezcla directamente en el frasco, pon primero el suavizante, después el bicarbonato y por último el agua caliente hasta cubrir todo el envase. Mueve enérgicamente el frasco para que los ingredientes se integren bien y repite siempre que lo vayas a utilizar.

Con este ambientador puedes aromatizar las sábanas, las cortinas y todos los muebles que tengan tejidos como los sofás, sillones y sillas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.