Cómo hacer una casa de jengibre para Navidad

La casa de jengibre de Navidad tiene su origen en Alemania, un país que vive las fiestas de Adviento de un modo muy tradicional. Está idea surgió a raíz del cuento Hansel y Gretel de los hermanos Grimm. El cuento relata la historia de dos pequeños hermanos que fueron abandonados en el bosque, donde descubrieron una casa dulce, hecha de pan de jengibre.

Desde entonces, la tradicional casa de jengibre se ha extendido a muchos países, tanto es así que mucha gente tiende a pensar que el origen de este dulce se encuentra en Norte América. De cualquier manera, hacer una casa de jengibre con los niños, es una idea estupenda y deliciosa de dar la bienvenida a la Navidad. Aunque puedes encontrar kits donde ya viene la casa preparada solo para montar, hoy te vamos a enseñar cómo se hace esta deliciosa casa desde cero. 

La estructura de la casa está hecha con la tradicional receta de galletas de jengibre, puedes encontrar diversas recetas con algunas modificaciones. Nosotros te traemos esta receta que resulta muy sencilla de preparar, así que, nos ponemos manos a la masa y comenzamos con la receta de la galleta de jengibre.

Receta de galletas de jengibre

Ingredientes:

  • 250 gr de harina
  • 100 gr de azúcar moreno
  • una cucharada de bicarbonato
  • 150 gr de mantequilla
  • 1 cucharadita de jengibre molido
  • un huevo
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • una pizca de sal

Preparación:

En un recipiente amplio ponemos la harina previamente tamizada, el bicarbonato, el azúcar moreno, la canela, la pizca de sal y el jengibre. Mezclamos sin batir para que los ingredientes se integren bien. Ahora, batimos el huevo y lo añadimos a la masa, mezclamos de nuevo. La mantequilla tiene que estar a punto de pomada, para lograrlo, solo tienes que sacarla del frigorífico con tiempo y batir con un tenedor. Añadimos a la masa  y mezclamos con las manos, hasta que obtengamos una masa homogénea.

Ahora, preparamos la superficie de trabajo, la limpiamos y secamos bien y espolvoreamos harina. Ponemos la masa y la vamos extendiendo con un rodillo, debe quedar con medio centímetro de grosor aproximadamente. Prepara una bandeja con una lámina de papel de hornear, coloca la masa y mete en la nevera durante al menos una hora. Pasado ese tiempo, sacamos la masa y cortamos las piezas necesarias para la construcción de la casa.

Mientras cortamos la masa, vamos precalentando el horno a unos 180 grados. Una vez listas las piezas, colocamos en una bandeja con papel encerado y horneamos durante unos 15 o 20 minutos. Cuando estén listas, sacamos las galletas y dejamos enfriar en una rejilla.

Glasa real para unir las piezas de la casa de jengibre

Una de las partes más importantes y delicadas, es la unión de las galletas para construir la casa. Para ello, se utiliza una masa parecida al merengue llamada glasa real. Este glaseado lo puedes adquirir ya hecho, solo necesitarás mezclar con agua siguiendo las indicaciones del fabricante, y da muy buenos resultados. Pero si quieres continuar con la fabricación casera, te explicamos la receta.

  • 400 gr de azúcar glasé
  • 70 gr de clara de huevo pasteurizada
  • 1/2 cucharada de zumo de limón

La preparación es la siguiente, primero tenemos que montar las claras a punto de nieve. Para lograr el punto deseado necesitarás unas varillas eléctricas. Cuando las claras comiencen a blanquear y adquirir espesor, añadimos el zumo de limón y seguimos batiendo. Por último, vamos añadiendo el azúcar poco a poco sin dejar de batir, hasta obtener el punto deseado.

Utiliza una manga pastelera para distribuir la glasa en las galletas, si puede ayudarte alguien mucho mejor para que la casa se agarre bien. Una vez que la glasa seca, queda bastante dura y consistente. Si lo deseas, puedes añadir colorante alimentario en pasta para darle color a la glasa, pero es importante que no sea líquido o se reblandecería.

Como ves, la preparación es sencilla pero es importante utilizar los ingredientes correctos. El azúcar glasé tiene que ser industrial, por mucho que intentes triturar azúcar en casa no obtendrás la finura deseada. En cuanto a las claras del huevo, es importante que no tengan nada de yema o no montarán, por ello es más recomendable utilizar claras pasteurizadas industriales.

La decoración de la casa de jengibre

Por último, una vez que la casa está montada y la glasa bien seca, llega el momento más divertido, el de la decoración. Puedes utilizar todos los dulces que quieras, grajeas de chocolate, gominolas, fondant de colores, chocolatinas o cualquier dulce que quieras. Aquí te dejamos alguna idea que te puede servir de inspiración:

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print


Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.