Cómo incentivar la lectura en los niños

Métodos para enseñar a leer a los niños

Ver a día de hoy un niño leyendo un libro es una tarea algo complicada. La mayoría prefiere pasar su tiempo libre jugando a la consola o viendo la tele. A pesar de ello, los padres deben insistir para que sus hijos muestren algo de interés por el mundo de la lectura. Es necesario por tanto, el crear un hábito relacionado con la lectura, para que el pequeño adore el poder leer un libro de una manera habitual.

Además de esto, el hábito de leer va ayudar al pequeño a poder tener un mejor aprendizaje relacionado con el lenguaje. A continuación te damos unos tips o conejos que te ayudarán a fomentar el bonito hábito de leer en los niños.

Libertad para elegir libros

Los padres en ocasiones cometen el gran error de obligar a sus hijos a leer un determinado título. Si al pequeño no le llama la atención tal libro, es probable que con el tiempo termine por aborrecer la lectura y no muestre ningún tipo de interés por la misma.

Los niños deben tener la total libertad a la hora de elegir el libro que más le guste. Si vas a una librería es bueno que el niño pueda coger libros y tocarlos para que se familiarice con el mundillo. De esta manera terminan por cogerle gusto a la lectura y empiezan a mostrar un gran interés por la misma.

Juegos educativos

La lectura no solo se fomenta desde los libros, también se puede inculcar gracias a diversos y múltiples juegos educativos que hay en el mercado. Existen juegos que permiten a los menores a desarrollar el lenguaje o la creatividad como ocurre con el caso de los libros. Uno de los más famosos es el Scrabble aunque también hay otros igual de recomendables como el Trivial Pursuit.

Momentos con la familia

Los momentos con la familia también son perfectos a la hora de inculcar al niño el gusto por la lectura. Antes de ver una película, el niño puede leer algo de la sinopsis de la misma. Otra maravillosa idea puede consistir en hacer la lista de la compra y dejar que el pequeño participe leyendo los diferentes productos que hay que comprar.

Encontrar el momento ideal

Los padres deben encontrar el momento adecuado para que el niño muestre un placer por la lectura. Hay veces que los niños son menos receptivos y les cuesta comprometerse con algún tipo de actividad.

Métodos para enseñar a leer a los niños

Dejar al niño a su ritmo

Los niños necesitan su tiempo y su ritmo a la hora de leer. No se puede pretender que de buenas a primeras el menor se ponga a leer por completo un libro. Poco a poco el niño se sentirá más cómodo y a gusto leyendo.

Buscar un sitio adecuado a la hora de leer

No se puede pretender que a los niños les guste la lectura cuando se le impone a la hora de realizar los deberes. Es normal que en tales casos algunos niños terminen por rechazarla. Lo ideal es hacerlo en algún lugar tranquilo que no le recuerde al lugar en el que estudie. Es importante que sea capaz de asociar la lectura con un lugar agradable.

Los padres deben ser modelos a seguir

El hábito de leer debe darse dentro del hogar. Si el niño observa como sus padres leen a menudo es normal que muestre un cierto interés por los libros. Los padres deben ser auténticos modelos para sus hijos y ser su referente.

No cabe duda que la lectura debe convertirse como un hábito dentro de cualquier familia. De esta forma los padres serán capaces de conseguir que los niños lean un libro y se convierta en algo normal que se puede hacer de manera habitual. Es una tarea bastante complicada ya que a día de hoy la mayoría de los niños prefieren otro tipo de actividades como jugar a la consola antes de leer un libro.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.