Cómo incorporar rutinas al bebé

Reloj eInvite

¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis?. Hoy vengo a hablaros sobre ponerle rutinas al bebé, que no es fácil. Los primeros días con el bebé suelen ser un poco caóticos, incluso los primeros meses pueden llegar a ser así, especialmente si somos primerizos y no sabemos muy bien cómo manejar ciertas situaciones como, por ejemplo, los clásicos cólicos del lactante.

Las rutinas son una buenísima forma de tener el día más o menos controlado y así poder llegar a todo con la mayor tranquilidad posible, por un lado porque para el bebé es más cómodo, se siente más seguro sabiendo qué ocurrirá en cada momento y a los padres les facilita muchísimo el día a día, ya que sabrán qué necesita su bebé con más facilidad, de esa forma la mayoría de las veces se le atiende mucho mejor, porque ya sabemos a lo que vamos y porque podemos “adelantarnos”, evitando así muchos lloros.

Yo acabo de tener la experiencia con mi bebé y al principio no atendía a ninguna rutina, básicamente porque era demasiado pequeño y no llegaba a asimilarlas, pero ahora va a cumplir dos meses y noto una grandísima diferencia, que además se agradece porque gracias a eso puedo volver por aquí, que de lo contrario creo que aún no podría.

Por supuesto las rutinas se deben adaptar a las necesidades del bebé, en mi caso estoy dando el pecho a demanda así que por ese lado no tengo horario, pero él suele pedir cada 3 horas y más o menos ya tiene algunas tomas fijadas. Basándome en eso le puse un horario al baño o aseo (lo baño día sí y día no porque se le seca mucho la piel). El baño siempre ha sido a las ocho de la tarde, después del baño ya sabéis, lo que se le suele hacer a todos los bebés: Masajito con aceite, pijama, colonia, peinarle… Actividades tranquilas para que se relaje y duerma bien. El día que no toca baño sigo la misma rutina de masajito, pijama, etc, de esta forma consigo que no note mucha diferencia. Haciendo ésto él ya sabe que después toca comer y dormir, además ya sabe que eso ocurre por la noche y duerme más horas que en las siestas que hace durante el día.

Por mi pequeña experiencia os recomiendo que antes de dormir las actividades sean lo más tranquilas posibles para que el bebé no se altere y, por supuesto, que seáis flexibles, según crece sus necesidades van cambiando y nosotros tenemos que ir cambiando y adaptándonos con ellos. Dicho esto ¡Os deseo lo mejor con vuestros peques!.

Más información: Cómo evitar los cólicos del lactante

Foto: einvite


Categorías

Cuidados

Dunia Santiago

Soy técnica en educación infantil, estoy metida en el mundo de la redacción desde 2009 y acabo de ser madre. Me apasiona la cocina, la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *