¿Cómo influye la musicoterapia en bebés neonatos?

Susana Velasco, psicóloga armada con su violonchelo, ha sido capaz de demostrar tras cinco años de estudio como la música influye positivamente en los bebés nacidos prematuramente. Para ello llevo acabo un “experimento”, en el que, con delicadeza y atendiendo a los ritmos cardíacos de los neonatos, hacía sonar una melodía improvisada con su violonchelo 3 veces a la semana durante 30-45 minutos.

Los datos recogidos durante los cinco años en los que utilizó la musicoterapia para ayudar a los prematuros fueron muy positivos: la frecuencia respiratoria media de los bebés había disminuido de 45 a 37 respiraciones por minuto. Los efectos también fueron visibles en la frecuencia cardíaca, pasando de 155 a 145 latidos por minuto. Además, la concentración de oxígeno en sangre había aumentado, y el peso fue superior en los bebés que habían recibido musicoterapia frente a los que no.

Musicoterapia: una disciplina no reconocida como profesión

A pesar de los numerosos y positivos estudios en torno a la terapia musical tanto en bebés, niños, adultos y/o ancianos, la musicoterapia no está reconocida como una profesión. En muchos hospitales, por no decir la mayoría, no es algo de lo que se haga un uso protocolario. Las terapias musicales ayudan a reducir el nivel de estrés por el efecto que tiene la música en el cerebro. Y, por supuesto, estimula la producción de endorfinas, las hormonas de la felicidad.

Los pacientes de los hospitales que, además de su tratamiento, recibieran voluntariamente algunas sesiones semanales de musicoterapia, mejorarían su diagnóstico antes. No quiere decir que una persona enferma vaya a curarse solo con la música; simplemente que su cuerpo, sometido a este tipo de terapia, respondería antes a los tratamientos (funcionen o no, ya no está en manos de la música).

Estimular a los bebés con música en casa

  1. Jugar y cantar: no hay nada que más le pueda gustar a un bebé que escuchar a sus padres cantarles una canción exclusivamente para ellos. A los más pequeños les gusta escuchar una y otra vez la misma canción; sin embargo al crecer, debemos de ofrecerles nuevas alternativas. A las canciones podemos agregarles movimientos armónicos y juego.
  2. Acompañarles en las canciones: no vale con ponerles a los niños en el ordenador la música y dejarles en la hamaca o silla escuchando las piezas. Debemos de participar en las canciones, ya sea cantándolas o acompañándoles con las palmas.
  3. Libertad improvisadora: los niños son pequeños científicos que están descubriendo el mundo que les rodea. Desde pequeños golpean para escuchar ruido y tocan aquellos juguetes que más sonidos emitan. Si les dejamos improvisar, no sólo les dejaremos experimentar cosas nuevas, sino que además aprenderemos cosas muy valiosas sobre ellos.

Está claro que la música es un todo; diversión, terapia y ¡salud!


Categorías

El bebé, Salud

Madre en prácticas, Youtuber a ratos y Técnico Superior de Laboratorio. Cumplí mi sueño de ser madre joven, cada día es una nueva aventura, ¡y no lo cambio por nada! Me gusta estar informada acerca de todos los temas actuales respecto a la crianza de nuestros pequeños y compartir lo que aprendo con todos vosotros. Creo firmemente en que los niños de hoy en día pueden cambiar el futuro de nuestra Tierra. Amante de la ciencia, de lo paranormal, de nuestro universo y enamorada de mi hija. Soy pequeña pero guerrera, así que ¡vamos al lío!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.