Cómo jugar con mis hijos

Aprende a jugar con tus hijos

Que los niños puedan jugar solos es muy importante para su desarrollo, aunque eso no significa que no sea necesario jugar con tus hijos. Pasar tiempo en familia, un tiempo dedicado a la diversión del niño, a realizar actividades que le gusten, es fundamental para el desarrollo emocional del pequeño. Con unos pocos minutos al día es suficiente, siempre que sea un tiempo exclusivo para el juego.

Olvídate de cualquier distracción, aparta el teléfono móvil y desconecta la televisión. De esta forma, tu hijo podrá disfrutar de ti y sentirá que es parte fundamental de tu vida. Porque aunque los niños no sepan expresarlo, necesitan saber que son importantes, que forman parte del núcleo familiar y para ello, necesitan que se les dedique tiempo.

Si necesitas ayuda porque no sabes cómo jugar con tus hijos, no te pierdas los siguientes consejos. Nunca es tarde para empezar, siempre que la primera vez se convierta en una rutina de juegos en familia. De la que tanto hijos como padres obtendrán grandes beneficios.

De qué forma puedo jugar con mis hijos

Jugar en familia

No solo es importante buscar actividades que les resulten divertidas, también es necesario tener en cuenta sus preferencias, sus ritmos y sus necesidades. Solo así, jugar con tus hijos resultará una actividad divertida y no en una obligación. Toma nota de las siguientes claves para aprender a jugar con tus hijos.

  1. No compitas con tus hijos: Los niños deben aprender a ganar y también a perder, es una norma básica del juego compartido. Ahora bien, ese rato de juego no debe convertirse en una competición, sino en un rato divertido y de aprendizaje. Aprovecha para que tus hijos aprendan a gestionar la frustración, expresando cómo se sienten cuando no ganan el juego.
  2. Fomenta el juego libre: A los niños les encanta mezclar todos los colores de la plastilina o inventar diferentes formas de utilizar los juguetes. Este parte del juego es esencial y debes dejar que la exploren con libertad. Eso significa que no debes corregir a tus hijos mientras juegan, evita expresiones como «eso está mal» o «así no se juega». En su lugar, imita sus juegos para que te sienta parte de la actividad.
  3. Deja que sean los niños quienes planteen los juegos: Quizá es más cómodo sentarse a la mesa a hacer un puzle, pero no se trata de ti, si no de jugar con tus hijos, a lo que ellos quieran. Permite que exploren sus intereses y si es necesario, utiliza herramientas para redirigir el juego en caso de ser necesario.
  4. Acepta sus necesidades: En función de la edad y la etapa del desarrollo, los niños tendrán mayor o menor capacidad para mantener la concentración en un solo juego. Por lo que es posible que quieran cambiar de actividad con frecuencia, deja que exploren su creatividad y que descubran los juegos que más les gustan.
  5. También es posible que se de el caso contrario y que el niño quiera repetir el mismo juego una y otra vez, especialmente con aquellos que más les gusta. Esta actitud es normal, ya que los niños tienen que practicar antes de estar seguros de que pueden hacer las cosas.

A qué jugar con los niños

Divertirse con los hijos

Las opciones son infinitas y ni siquiera necesitas contar con materiales ni demasiados juegos. Hasta las actividades más sencillas pueden convertirse en toda una experiencia en familia, llena de risas y diversión. Por ejemplo, puedes organizar una yincana en casa, un taller de manualidades, una sesión de risoterapia e incluso aprovechar para que aprendan cosas sobre otras culturas, como una ceremonia del té adaptada.

Lo más importante es que el rato de jugar con tus hijos te olvides de cualquier otra obligación. Diviértete, ríete y disfruta de las ocurrencias de los niños. Estos son los verdaderos momentos imprescindibles en la vida, los que te recuerdan el sentido de la familia y a los que podrás recurrir cuando te encuentres en un momento de frustración. Aprende a jugar con tus hijos y disfrutarás de la parte más bonita de la maternidad, los ratos de ocio con tus hijos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.