Cómo limpiar pezoneras de silicona

Lavar las pezoneras

Las pezoneras de silicona son muy útiles al comienzo de la lactancia materna. Se trata de un objeto muy sencillo, que ayuda a que el bebé agarre con mayor facilidad el pezón. Lo que se traduce en una gran ayuda al comienzo, ya que suele ser algo complicado de establecer en la mayoría de los casos.

Para hacer un buen uso de las pezoneras de silicona, es necesario tener en cuenta algunas cuestiones básicas. Lo fundamental es seguir unos pasos muy concretos para asegurar que están siempre bien limpias y desinfectadas. Ya que cualquier bacteria que se acumule en la silicona, puede causar un grave problema digestivo al bebé.

Cómo se limpian y desinfectan las pezoneras

Lavar los utensilios del bebé

Antes de utilizar las pezoneras por primera vez, es necesario esterilizarlas. Para ello, puedes usar diferentes métodos, pero nunca bajo ninguna circunstancia, se deben utilizar las pezoneras por primera vez sin esterilizar. En la actualidad, las pezoneras pueden lavarse y esterilizarse de forma muy sencilla. Aunque es muy importante consultar las recomendaciones del fabricante para asegurarnos de hacerlo correctamente.

En la mayoría de los casos, las pezoneras pueden meterse al lavavajillas. De forma que en un solo paso las tienes bien limpias y desinfectadas. Eso sí, evita ponerlas en el lavavajillas cuando introduzcas menaje con mucha grasa. Así evitarás que la silicona pueda coger olores. En el lavavajillas también se puede meter el estuche, así que aprovecha para tenerlo todo siempre bien limpio.

Otra de las opciones que existen para limpiar las pezoneras, es el método tradicional. El que consiste en poner agua a hervir e introducir el objeto en cuestión. Esto sirve tanto para limpiar las pezoneras, como para esterilizar las tetinas de los biberones o los chupetes. Incluso, en el mercado puedes encontrar bolsitas aptas para microondas. En ellas metes las pezoneras y en unos minutos las tienes esterilizadas.

Se deben lavar tras cada uso

El uso de pezoneras

Es muy importante lavar las pezoneras inmediatamente después de cada uso. De esta forma, te aseguras de eliminar cualquier resto de leche que pueda quedar en el material. Ya que, aunque se trata de un artilugio muy sencillo, es fácil que queden partículas microscópicas que pueden generar la proliferación de bacterias. Para evitarlo, después de cada uso debes lavar las pezoneras con agua caliente y un detergente suave.

Después de lavar las pezoneras e incluso esterilizarlas, debes dejarlas secar al aire libre en una zona segura. Si utilizas algún paño para secarlas, corres el riesgo de que alguna fibra quede adherida al material. Por lo tanto, lo más seguro es dejar que se sequen al aire. Puedes utilizar un seca biberones, que es una pieza de plástico que te permite colocar las piezas de forma que se secan sin tocar ninguna superficie.

En cuanto a la frecuencia en la que se deben limpiar y esterilizar las pezoneras, este debe ser de forma muy habitual. Hay que tener en cuenta que se trata de un utensilio que va a utilizar el bebé, especialmente bebés recién nacidos que es cuando más cuesta el agarre al pezón. Por lo que conviene seguir unos cuidados extremos de higiene en cualquier utensilio que pueda utilizar.

Por lo tanto, lo aconsejable es lavar las pezoneras con detergente tras cada uso y una vez al día realizar una esterilización. Para que esto resulte más cómodo, puedes hacerte con un esterilizador eléctrico. Este pequeño electrodoméstico resulta muy útil, ya que puedes usarlo para desinfectar los biberones, las tetinas, los chupetes y por supuesto, las pezoneras. Tan solo necesitan agua y unos minutos para quedar en perfectas condiciones para ser utilizados.

Si quieres saber algo más sobre consejos de limpieza e higiene de los utensilios del bebé, en este enlace te dejamos algunos consejos y trucos muy útiles. Descubre más sobre el uso de las pezoneras y para qué casos están indicadas. Ya que no siempre es recomendable hacer uso de este tipo de herramientas. En cualquier caso, lo mejor es consultarlo siempre con tu matrona.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.