Cómo lograr que los niños respeten las diferencias

niños-respetar-diferencias

El cambio cultural es grande y es por eso que cada día se habla más sobre los derechos individuales. Para lograr que los niños respeten las diferencias es importantes hacerles conocer un mundo diverso en donde cada ser humano es único. Un ser individual que merece el reconocimiento y la aceptación.

El respeto a las diferencias abarca múltiples niveles. Incluye las diferencias de género y los diferentes tipos de familia que hoy conviven en un universo que ya no es aceptado como tal. Un multiverso en el que circulan múltiples miradas, múltiples sentidos. Es en este contexto de crecimiento que los niños aprenden a respetar las diferencias. Más que nunca, se trata de lograr una democracia socioafectiva para vivir en armonía. ¿Cómo lograrlo?

Familias empáticas, niños respetuosos

Este cambio cultural no se dio de un día para el otro. Colaboraron las leyes, la interconexión que existe con Internet y las redes sociales. También la propia evolución del mundo y el cambio de paradigmas sociales que obligó a repensar ciertos pensamientos heredados de otras épocas. En este contexto y para lograr que los niños respeten las diferencias hay dos actores clave: la familia y la escuela.

niños-respetar-diferencias

¿Qué roles cumplen en la aceleración de este cambio? Sin dudas, un rol fundamental. Nadie mejor que la familia para enseñar sobre tolerancia, diferencias y libertad individual. Se dice que los niños no aprenden de lo que escuchan sino de lo que ven. ¿Cómo educar en la tolerancia? ¿Cómo lograr que los niños respeten las diferencias? La respuesta es sencilla: con el ejemplo cotidiano. Si los padres se muestran agresivos con el entorno, cerrados en cuanto a concepciones y formas de pensar, es probable que los peques aprendan que así hay que comportarse. Padres abiertos y receptivos, tolerantes a las diferencias en situaciones diarias, empáticos y amorosos lograrán criar niños de iguales características.

La escuela y las diferencias

¿Qué hay de la escuela? Es la institución por antonomasia, aquélla en donde el proyecto es educar pero… ¿lo hace en todas sus dimensiones? Es preciso delimitar el enfoque de las escuelas, descubrir si verdaderamente se ocupan también de educar en las diferencias, formar estudiantes con sentido crítico, tolerantes hacia los demás, cuidadosos del pensamiento ajeno, respetuosos de lo que el otro piensa o siente. El sentido de «otredad» -es decir el respeto al otro- es parte del nuevo paradigma que la institución educativa debiera incluir dentro de su currícula. Lograr que los niños respeten las diferencias es parte esencial de su responsabilidad en tanto institución.

niños-respetar-diferencias

Despertar el interés por la idea del respeto a las diferencias, fomentar la inclusión, trabajar situaciones de bulluying o conversar sobre diversidad es parte de la responsabilidad de docentes, tutores, directivos y de la escuela como un todo. De esta forma, habrá una correlación entre lo que sucede en los hogares y lo que sucede en la escuela.

Artículo relacionado:
Fomenta en tus hijos el respeto hacia los animales

Fomentar la «educación para la paz» es uno de los objetivos de la Unesco. Se trata de promover principios que favorezcan la sociabilidad para así lograr la transformación cultural en términos de respeto, inclusión social, honestidad y esfuerzo. En la actualidad, cada vez más escuelas siguen los preceptos de la educación para la paz con el objetivo de enseñar a vivir en armonía.

Educar para la paz

Un modelo de escuela de estas características que alienta la convivencia pacífica como realidad concreta es parte de un gran proyecto que busca la tolerancia y el respeto por las diferencias. Para ello, es necesaria la participación y colaboración de la comunidad educativa y de las familias para incentivar entornos e iniciativas que fomenten un modelo pacífico de vivir y de convivencia.

Cuanto más pequeños sean los niños al momento de internalizar la idea de sano respeto mutuo, más probable es que se transformen en adultos responsables y ciudadanos de bien. Algo que a su vez se replicará al formar sus propias familias y transmitir los valores personales.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.