¿Cómo mantener a un bebé seguro en el hogar?

Cuando estás embarazada solo se piensa en el momento de tener al bebé en brazos, de poder darle amor y disfrutar de su vida a vuestro lado, que el bebé esté sano y se desarrolle feliz cada día de su vida. A medida que el día de tener a tu bebé contigo se acerca, es probable que empieces a pensar en todo lo que necesitas para que no le falte de nada y también pensarás en cómo mantener a tu bebé seguro en el hogar.

Durante los 9 meses quizá no hayas pensado que los picos afilados de las mesitas no eran ningún problema, o que tu jarrón de porcelana de encima de la mesa queda muy bien ahí. ¿Qué pasa con los enchufes o las botellas de detergente? Quizá no habías pensado que pueden ser potencialmente peligrosos… ¡pero lo son! Un bebé cuando es recién nacido apenas se mueve y estará casi todo el tiempo en tus brazos, pero a medida que comience a moverse y a explorar… ¡tu casa puede ser la casa de los peligros!

La casa limpia

Cuando llegues a tu casa del hospital debes tener dos cosas en cuenta: toda la familia querrá visitarte para conocer al nuevo integrante familiar y no querrás ni podrás limpiar tu casa. Antes de que nazca tu bebé limpia tu casa a fondo, así te sentirás más cómoda cuando llegues a casa con tu bebé del hospital.

Cuando tu bebé empiece a crecer también te sentirás cansada y con tantas responsabilidades no tendrás ganas ni mucho tiempo de limpiar tampoco. En este caso, la organización es la clave. Deberás organizar tus días para que puedas tener pequeños momentos de limpieza en forma de hábito diario: barrer después de comer y fregar los platos, hacer la cama y recoger las habitaciones después de levantarte por las mañanas, recoger la cocina siempre que cocines, hacer la colada antes de salir a trabajar o justo al llegar, etc. Esto te ayudará a que no hayan peligrosos juguetes o accesorios por mitad de la casa.

La ropa de cama del bebé y su piel

Los bebés tienen una piel muy sensible por lo que es recomendable que laves toda la ropa de la cama y la cuna (cualquier ropa de cama o prendas que estén destinadas al uso del bebé) con un detergente hipoalergénico que no contenga ni color ni perfumes, además tendrá que estar marcado como un producto seguro para la piel del bebé.

Esto es muy importante tenerlo en cuenta para que de esta manera la piel del bebé esté bien protegida todo el tiempo y no les causes eccemas solo por el desconocimiento de cómo lavar las prendas de los bebés.

Esterilizar juguetes y accesorios

También es necesario esterilizar biberones, muñecos, juguetes y cualquier elemento que esté cerca de los bebés, que toquen o chupen. Esto es esencial para la salud de tu bebé. Los estudios han demostrado que el agua caliente y jabonosa mata los gérmenes tanto como el buen método de esterilización.

Cocina por adelantado

Es mejor que cocines por adelantado porque una vez que el bebé esté en casa tendrás poco tiempo para cocinar. Lo ideal es que cocines por adelantado y que después congeles esas comidas. Disfrutar de una comida tranquila solo tendrá lugar cuando tu bebé esté durmiendo. No te arriesgues a cocinar con tu bebé cerca porque los cuchillos, el aceite, el fuego… todo es demasiado peligroso los primeros meses de vida de tu pequeño.

Cocinar y congelar comidas fáciles de calentar como sopas, guisos y estofados simplificará tu vida de manera significativa.

Mantén la suciedad a raya cada día

La limpieza de tu hogar puede ser todo un desastre en cuanto esté tu bebé en casa. Es mejor tener en cuenta algunos consejos para evitar que la suciedad o el desorden pueda con tu salud mental. Si tienes varias áreas de juego planeadas para tu bebé, puedes prevenir el desorden y los juguetes en todas partes al mantener cestas de almacenamiento a mano.

Si planeas abastecerse de toallas de papel para la comida derramada, botellas de leche volcadas y los posibles vómitos, es recomendable usar paños de limpieza de microfibra. No solo son reutilizables sino más económicos, también son más absorbentes y secan más rápidamente.

Si tienes hijos mayores, dales responsabilidades para que limpien contigo según sus capacidades reales. Se sentirán útiles, satisfechos y contentos por ayudarte.

Cuidado con los picos y los enchufes

Nada es tan tentador como los dos orificios de un enchufe para un bebé, y, como no siempre se puede vigilar todo lo que sucede a su alrededor, es mejor tener protectores de enchufes para toda la casa cubriendo cualquier toma de corriente sin usar. Además de esto, los bordes afilados, como los bordes de una escalera o mesas de centro bajas, deben cubrirse o envolverse con algo que pueda reducir la fuerza de un bebé que se arrastra de cabeza hacia el borde.

Mira tu hogar desde la perspectiva de un bebé

¿Alguna vez te has acostado en el suelo de la cocina y has mirado todo lo que hay alrededor? Los productos de limpieza tan coloridos, los platos, las tazas, los cuchillos… todo parece divertido y es muy tentador. Para un bebé todo es un juguete y si es masticable, mucho mejor. Los bebés quieren explorar todo y esto se entiende probando, lamiendo e inspeccionando desde bien cerca.

En este sentido es necesario evitar toda tentación en casa: ten los armarios cerrados, cerraduras en lugares fáciles de abrir, cualquier cosa tóxica o peligrosa tendrá que estar fuera de la vista y del alcance de los pequeños.

Cuando llega la hora de, ¿dormir?

Dormir es un lujo para los padres primerizos, por lo que es recomendable hacer siestas por la tarde e intentar descansar cuando el bebé esté durmiendo… o al menos, hacerlo siempre que se pueda como en los fines de semana. Si te conviertes en un padre o madre zombie solo acabarás agotado/a. Las tareas del bebé y los despertares nocturnos deberán ser repartidos de forma equitativa en la pareja.

Por ejemplo, un padre puede sacar al bebé a pasear un día y el otro duerme, y al día siguiente al revés. ¡Después de todo, dormir es muy importante para tu bienestar, tanto a nivel emocional como físico! Y esto es también seguridad para tu bebé.

Recuerda que por la noche tu bebé no debe estar tapado con sábanas, ni mantas… Es mejor que utilices un saquito de dormir para bebés. Estará seguro y cálido.


Categorías

El bebé, Familia

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.