Cómo mantener un vínculo afectivo con un padre que trabaja lejos

comida saludable en familia

Una familia que tiene al padre trabajando lejos es duro para todos ya que la mujer echará de menos a su marido, el padre está lejos de casa y el bebé crecerá sin tener la presencia de un padre en casa de forma diaria. Pero está situación tan difícil la tienen que vivir muchas familias en la actualidad a causa del trabajo, las circunstancias son muchas y muy diferentes, pero el dolor emocional es el mismo en todos los casos.

En estos casos resulta fundamental encontrar unas rutinas para crear un vínculo emocional entre un padre e hijos aunque sea en la distancia. Si se hace con constancia se puede conseguir, por eso hoy quiero darte algunos consejos para ti y tu familia.

Cuando un padre empieza a trabajar fuera de casa suele costar un tiempo adaptarse a la nueva situación y se deben encontrar las rutinas que vayan bien a todos. Los niños pueden tener una comprensión diferente de la situación dependiendo de la edad que tenga, pero tendrás que pensar en tus hijos de forma individual para poder crear el vínculo por igual.

Uso móviles niños

A continuación te dejo algunas ideas que tendrás que adaptar según la edad de tus hijos para que el vínculo con el padre que trabaja lejos de casa no se vea deteriorado:

  • Crear un calendario para mostrar los días que quedan para que vuelva el padre a casa. Para que no se haga largo se puede crear un calendario como los de aviento, con sorpresas en su interior para cada día de espera.
  • Hablar con el padre todos los días a la misma hora a través de una videollamada o Skype, así podrán compartir experiencias mientras se ven un rato.
  • Poner fotos por la casa de todos juntos para recordar todos los días el amor que hay entre los miembros de la familia.
  • Cuando esté el padre en casa hacer actividades juntos, no es necesario que sea nada caro. A  veces las rutinas más simples son las que más llenan, como por ejemplo; ver una película juntos con palomitas, cenar pizza una vez por semana, etc.

Aunque es una situación difícil para los padres, pero también para los hijos y por eso hay que intentar hacerla lo más llevadera posible.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *