Cómo mejorar el empacho en los niños

Empacho

A veces los niños comen más de la cuenta, especialmente cuando llegan celebraciones en las que están presentes chucherías de todo tipo a su alcance. Los síntomas de un empacho son simples: Dolor de tripa, palidez y rechazo a la comida. Hoy te contamos soluciones a este tipo de problema.

Como hemos dicho anteriormente, los síntomas de un empacho son el dolor de tripa, la palidez y el rechazo a la comida, pero en algunos niños también se pueden presentar diarrea, fatiga o incluso vómitos. Vomitar no es nada agradable, pero igualmente tiene un punto positivo, y es que le aliviará la pesadez de estómago que siente.

Para que este problema digestivo se solucione pronto lo ideal es no forzarle a comer nada en unas horas, tan solo beber agua cada cierto tiempo, especialmente si tiene vómitos y/o diarrea. Para aliviarle el dolor de tripa puedes darle un masaje en sentido de las agujas del reloj o aplicarle calor, como una bolsa de agua caliente o unos paños (cuidado que no quemen).

Si en algún momento tiene hambre puede comer arroz hervido, zanahoria (puedes rallarla en el arroz o añadirla en trocitos muy pequeños) o manzana. Si ves que lo tolera bien y no vomita puedes empezar a darle otros alimentos ligeros como pollo a la plancha o tortilla francesa.

Generalmente este tipo de problema mejora en 14-15 horas siguiendo los consejos anteriormente citados, y al siguiente día ya estará bien del todo, aunque puede que aún tenga miedo de comer demasiado por si se pone mal otra vez, por ello intenta que coma con normalidad pero sin forzarle demasiado.


Categorías

Salud

Dunia Santiago

Soy técnica en educación infantil, estoy metida en el mundo de la redacción desde 2009 y acabo de ser madre. Me apasiona la cocina, la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *