Cómo mejorar el tránsito intestinal en los niños

Mejorar el tránsito intestinal

Es muy frecuente que los niños presenten problemas de tránsito intestinal, lo que les provoca problemas a la hora de realizar sus deposiciones. El estreñimiento habitual y los problemas digestivos, pueden derivar en problemas mayores o el estreñimiento crónico. A continuación encontrarás algunos consejos que te ayudarán a mejorar el tránsito intestinal de tus hijos.

Cómo mejorar el tránsito intestinal

En la mayoría de las ocasiones, el estreñimiento en niños está causado por una dieta pobre en fibras y líquidos. Por lo tanto, es esencial mejorar la alimentación infantil para evitar el tránsito intestinal lento. El problema de no ingerir suficientes líquidos, sumado a al consumo de productos astringentes como el arroz, el plan blanco, la manzana o el plátano, es que el movimiento del intestino es lento e insuficiente.

Esto provoca que las heces se endurezcan y sea más difícil para el niño realizar las correspondientes evacuaciones con normalidad. Además, cuando el niño siente dolor al hacer caca, evita a toda costa el momento de ir al baño y esto lleva a un estreñimiento importante.

La alimentación y la actividad física son esenciales para mejorar el tránsito intestinal en los niños. Pero una alimentación mejorada no solo ayudará al niño en este aspecto, sino que además, estarás creando hábitos saludables con los que reducirás las probabilidades de que tu hijo sufra de obesidad infantil.

Consejos de alimentación para mejorar el tránsito en niños

Niña con frutas y verduras

  • Dieta equilibrada que incluya alimentos ricos en fibra: Los alimentos que contienen mayor porcentaje de fibra son las frutas y las verduras, especialmente el kiwi, la ciruela, la piña o la naranja, entre otros. Procura que el niño tome cada día las raciones recomendadas de estos alimentos, si tienes dudas en este enlace podrás encontrar la nueva y actualizada pirámide alimentaria.
  • Aumenta la ingesta de líquidos: Tomar abundantes líquidos es clave a la hora de evitar problemas en el tránsito intestinal. El agua y el resto de líquidos que se consumen, permiten que el intestino se limpie y que las heces se muevan y el niño pueda eliminarlas con mayor facilidad. Procura que tu hijo se mantenga bien hidratado. Para ello, puede tomar además de agua zumos de frutas naturales, caldos caseros o alimentos ricos en agua como la sandía o el melón.
  • Marca horarios a la hora de las comidas: Llevar un horario más o menos estable a la hora de las comidas, permitirá que el mismo intestino se adapte a esas rutinas y  mejore la función intestinal.
  • Evita que los niños consumen productos ricos en grasas y bollerías: Este tipo de productos favorece el estreñimiento, además, contienen ingredientes poco saludables e innecesarios para la dieta de los niños. Procura que los tomen de forma ocasional, sin que se vuelva una costumbre ni algo habitual.
  • Fomenta la actividad física: El ejercicio es necesario para que el intestino se mueva de forma natural y se puedan producir los procesos gástricos. Organiza salidas en familia que incluyan juegos y deportes adecuados para la edad de tus hijos. De esta forma, toda la familia podrá mejorar la salud en general.

Otros consejos para mejorar la actividad intestinal

Actividad física en adolescentes de 13 años

La alimentación y el deporte son primordiales a la hora de mejorar la función intestinal de los niños, pero es necesario que se implementen como hábitos y no como algo ocasional. Esta es la mejor manera de prevenir el estreñimiento y los problemas derivados de una mala alimentación.

Pero además, existen otros métodos que puedes utilizar para mejorar el tránsito intestinal de tus hijos:

  • Los masajes: Puedes masajear de forma suave el abdomen del niño para favorecer el movimiento de los intestinos. Se trata de realizar movimientos circulares con suavidad, ejerciendo una ligera presión con los dedos. También es efectivo el masaje con las piernas, con el niño tumbado boca arriba, lleva sus piernas flexionadas hacia el abdomen.
  • La rutina del baño: Es importante acostumbrar al niño a ir al baño de forma regular. Unos 30 minutos después de haber terminado cada comida, sienta al niño en el retrete durante unos 5 o 10 minutos. Este tiempo no debe pasar de 15 minutos y en ningún caso sobrepasar los 30.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.