Cómo mejorar la comunicación con los hijos adolescentes

adolescentes

Muchas veces los padres hablan a sus hijos adolescentes como si los que un día fueron sus hijos pequeños pensaran como ellos, pero la realidad es que los adolescentes parece que incluso, hablen un idioma diferente. Pero este idioma puede ser comprendido perfectamente cuando la confianza, el respeto y la buena comunicación entran en escena cada día entre padres e hijos adolescentes.

Los hijos adolescentes esperan que sus padres les comprendan, les entiendan y les respeten, algo que los padres también esperan y no hay nada más fácil que hacerlo por ambas partes, pero nada más difícil para muchas familias como ponerlo en práctica para que funcione. Pero no podemos negar que la visión del adolescente siempre será diferente a la de los padres, porque la brecha generacional siempre se nota. Pero la comunicación entre padres e hijos adolescentes puede mejorar, ¿quieres algunos consejos? Sigue leyendo.

adolescentes

Reconoce la realidad

Igual que sabes que entre hombres y mujeres existen diferencias notables, debes saber que entre adultos y adolescentes también las hay. Si eres capaz de entender que tu hijo adolescente no puede pensar igual que tú y que tú debes enseñarle el camino correcto pero respetando sus opiniones y su criterio, entonces empezarás a ver las cosas mejor.

Escucha atentamente

Cuando tu hijo te esté hablando préstale atención, pero hazlo al 100%, de este modo tu hijo podrá confiar en ti y sentir que le comprendes y que quieres empatizar con él. Pero escuchar atentamente no significa asentir con la cabeza y mirarle a los ojos y cuando acabe levantarte y marcharte, quiero decir que te empapes de cada una de sus palabras e intenta sentir lo que siente. Deja tu mente en blanco, desbloquea tus emociones y escucha atentamente a tu hijo, sólo de esta manera tu hijo podrá comunicarse contigo y tú con él.

Además es importante también que adaptes tu perspectiva, sé flexible en lo que piensas e intenta comprender lo que tu hijo quiere decirte.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *