Cómo mejorar la relación con los hijos

madre e hija con prismáticos No existe una familia perfecta. Los padres a menudo pueden pensar que están haciendo lo mejor para sus hijos porque lo hacen con todo su amor. Pero esas acciones puede no siempre ser adecuadas. Las discusiones pueden ser frecuentes, los malentendidos están a la orden del día y los padres comienzan a preguntarse qué les ha pasado. Especialmente si existen desavenencias, mejorar la relación con un hijo es siempre una preocupación para los padres.

La mayoría de las familias modernas tienen sus horarios completos, es decir, que gran parte del tiempo que comparten sus miembros es mientras pasan de una actividad a otra. Incluso el tiempo en casa suele ser una locura. Cada uno hace sus tareas, cocina o se ducha. Pero dejando esto a un lado, los padres siempre anhelan tener una relación más sólida y cercana con los hijos.

Mejorar la relación con los hijos fortaleciendo lazos

Fortalecer las relaciones entre padres e hijos requiere trabajo y esfuerzo. La crianza de los hijos es un trabajo difícil, pero al mantener una relación cercana y una comunicación abierta con ellos, los padres pueden permanecer conectados con ellos durante todas las etapas de sus vidas.

Además, tener una relación con los lazos de unión fuertes facilita la crianza, ya que los niños que se sienten conectados con sus padres están más dispuestos a escucharles, ayudarles y a hacer caso de sus consejos. Los hijos que se sienten más conectados con sus padres también están más dispuestos a hablar con ellos sobre sus problemas con amigos, novios o novias, o problemas en la escuela. Vamos a ver algunos consejos para que la relación entre padres e hijos mejore.

Abrazarse a diario para mejorar la relación

Abrazar es bueno para la salud y actúa como un alivio natural del estrés. Los apoyos físicos y emocionales son muy importantes cuando se trabaja para fortalecer las relaciones en general. Por tanto, abrazar a tus hijos a diario es necesario para la buena salud. Es posible que si la relación es un poco tensa se muestren reacios, pero dar el paso y ofrecerles una muestra física de afecto mejorará la relación con tus hijos.

Cuanto más mayor nos hacemos, más frágiles somos físicamente. El contacto físico se vuelve cada vez más importante para obtener sus beneficios en nuestra salud. Puede ser que tus hijos no entiendan la importancia que tiene un abrazo, especialmente si están en la adolescencia. Pero a la larga apreciarán sus beneficios, además de sentirse mucho más unidos a ti.

madre e hijas en jardín

Compartir tiempo de calidad es importante

Puede resultar difícil alejarse de la tecnología cuando estamos constantemente conectados a ella.  Pero estar un tiempo con los dispositivos “en silencio” puede ayudar a mejorar la relación con tus hijos. Si se pacta que en las comidas en familia, por ejemplo, no se puede hacer uso del teléfono, debe cumplirse por todos los miembros. A la larga os acostumbraréis todos, y aprovecharéis esos momentos para hablar y reír juntos.

Podéis aprovechar ese tiempo para escuchar y ser escuchados, es algo que los más jóvenes agradecen. Los padres deben aprender a escuchar sin intención de juzgar, simplemente escuchar para comprender lo que tus hijos te están contando. Y si además de compartir preocupaciones y sentimientos tenéis momentos de humor, mucho mejor. Reír tiene gran cantidad de beneficios psicológicos y físicos, además de levantar el ánimo y proporcionar dosis de felicidad. Compartir algunos chistes o bromas con tus hijos hará que el tiempo que compartís juntos sea más ameno y menos estresante.

Fomenta la expresión de las emociones en vez de ignorarlas

Si realmente quieres mejorar la relación con tus hijos, es importante que tengas en cuenta sus sentimientos. Estos pueden ser confusos para ellos, y pueden expresarlos a través de la ira, del enfado. Sin embargo, como padres, debes entender que tus hijos están sufriendo y es tu deber ayudarles a canalizar esos sentimientos. Normalmente, con los sentimientos positivos no hay problemas, así que la ayuda la necesitarán especialmente con los negativos.

Ten en cuenta que la base de una relación sólida y fuerte es la forma en que comunicamos nuestras emociones. Si tus hijos lo están pasando mal, ayúdales a expresar sus emociones para impedir que las acumulen hasta que se desborden y exploten. Mantén la calma y desentraña su malestar. Si tus hijos te ven tranquilo y cercano, pero sinceramente preocupado, les costará menos abrirse contigo. 

padre e hijo en la playa

Respeta sus límites para mejorar la relación

Si quieres tener una buena relación con tus hijos es mejor tener un comportamiento saludable respetando sus límites. Si intentas controlar demasiado todas sus acciones, enfadándote si hacen algo que no te gusta, es posible que tu actitud sea tóxica con ellos. Puede que esto sea un desafío para ti si normalmente tiendes al control, pero cuando tus hijos desean y necesitan privacidad y libertad, el esfuerzo merecerá la pena. Permitirles tener su espacio sin duda hará que se sientan más a gusto a tu lado, y vuestra relación será mucho más fluida.

La buena crianza implica darles a los hijos oportunidades para cometer errores y aprender de ellos. Por tanto, no evites a tus hijos este aprendizaje y crecimiento, ya que esto deben aprenderlo por sí mismos. En vez de esto, crea un espacio seguro donde el fracaso se normalice. Podrán acudir a ese espacio para expresarse contigo, donde se sentirán escuchados y comprendidos, y más importante, más cercanos a ti.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.