Como motivar a los niños en el estudio

Las tareas escolares, no tienen por qué comportar únicamente trabajo y sacrificio. Para que nuestro hijo estudie con ganas, es necesario que descubra el placer que le puede proporcionar la cultura, estimular su deseo de saber. Lo conseguiremos si hacemos hincapié en alguna materia, actividad o afición por la que sienta interés especial. Tanto  si se trata de asignaturas de la escuela como cualquier otro tema, como: los comics, los dinosaurios, los juegos de mesa, la astronomía, etc., debemos facilitar que el niño cultive estos temas ofreciéndole libros, acudiendo a museos o exposiciones, navegando por internet, etc.

Darle libertad para escoger, ya que el  niño excesivamente dirigido, puede perder el interés por el estudio. Si, por el contrario, permitimos que elija ciertas cosas, como por ejemplo el lugar donde estudiar, el horario, las materias, etc., se sentirá más animado a hacerlo.

También debemos de premiar el esfuerzo que ellos realizan. No hay que esperar que nuestro hijo traiga las notas deseadas por nosotros para felicitarlo.

Aumentaremos su motivación si lo hacemos cada vez que haga un pequeño avance. La motivación es muy importante para un niño, ya que a esas edades, las decepciones pueden causarle un desánimo  y un comportamiento de rechazo, debido a la frustración de no haber hecho algo bien, y así causarle un desinterés mayor, que le perjudicaría a él mismo.

Estos  son unos consejos que podemos tomar en cuenta en la educación de nuestros hijos, y que no estarían de más ponerlos en práctica, ya que así podrán tener más opciones en el futuro y mayor motivación vocacional para estudiar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *