Cómo poner límites a niños de 2 años

Alrededor de los 24 meses los padres notan un cambio en sus hijos. Es una etapa de cambios muy parecida a la adolescencia, donde descubren la palabra no y el poder de las rabietas. Dejan de ser bebés para ser niños, pero tampoco saben cómo hacerlo. Por eso es importante entender que es algo normal por lo que todos los niños tienen que pasar y cómo poner límites a niños de 2 años.

Los 2 años

Los 2 años es una etapa que muchos psicólogos se refieren a ella como la “preadolescencia”. Intentarán llevarte al límite para ver hasta donde pueden llegar, harán rabietas que antes no hacían y montarán escándalos para conseguir lo que quieren.

Como padres nuestra labor es ayudarles en este proceso de cambio, acompañándolos y poniendo límites claros. Veamos para que sirve poner límites en los niños.

Marcar límites

Los límites son necesarios para el correcto desarrollo emocional de los niños. Deben aprender que en ocasiones no todo es como nosotros queramos y que hay que adaptarse a las circunstancias. Si se lo damos todo o le permitimos que haga lo que quiera se frustrará al llegar a la vida real y ver que la vida no es como el creía. Les hará ser más resilientes, seguros, flexibles, maduros y respetuosos. Desarrollarán una correcta autoestima y sabrán lo que se puede y no se puede hacer. Por eso es necesario marcar límites.

Para marcar límites deben ser adaptados a la edad, personalidad y desarrollo del niño, ya que no todos los niños son iguales. A partir de los 18 meses los niños ya son capaces de aprender normas básicas.

¿Cómo poder límites a niños de 2 años?

  • Dale tareas que pueda realizar. Comer y vestirse solo por ejemplo, hará que se sientan más mayores e independientes. Les dará seguridad saber que pueden hacer cosas solos.
  • Los límites deben de ser claros y concisos. Evitar normas abstractas como “pórtate bien”, deben ser reglas claras y concretas.
  • Que tu lenguaje corporal acompañe al no. No le puedes decir que no puede hacer algo y estar riéndote, porque no tendrá efecto ninguno. Deberás ser firme en todo tu lenguaje tanto verbal como no verbal.
  • El castigo no es buena opción. Una cosa es educar en consecuencia y otra educar con castigos. Puedes ver nuestro artículo “¿Castigar o educar en consecuencia?” Donde os explicamos todo con detalle.
  • No cedas. Ambos padres deberéis ser firmes con los límites aunque monte una rabieta en público. Tenéis que mantener vuestras normas para conseguir que se cumplan. Podéis leer el artículo “cómo manejar respetuosamente las rabietas” para tener más información.
  • Cambia las frases en negativo por las positivas. En lugar de decirle constantemente lo que no puede hacer, dile lo que sí puede hacer. En lugar de decir “no dejes toda la habitación desordenada” di mejor “guarda tus juguetes”.
  • Los límites y reglas siempre deben ser desde el amor. No le grites, ni amenaces, ni pegues jamás, o aprenderán que con la agresividad se consiguen las cosas.
  • Debe hacer consenso entre los padres. Para lograrlo ambos padres deben de estar de acuerdo con las normas e informar a la familia cuales son para que se cumplan.
  • Poner rutinas. Los horarios también son normas que hay que respetarse. Los baños, las comidas, la hora de ir a dormir es importante mantenerlo.
  • No intentes razonar. Son demasiado pequeños para que entiendan tus razonamientos, con las normas claras y concisas no hay que dar mucha más explicación.
  • Anticípale las cosas. Por ejemplo dile que recoja sus juguetes porque dentro de un rato hay que bañarse. Así no le pillará de improvisto.

Los dos años son la edad de los descubrimientos. Tu hijo está descubriendo el mundo y todavía no sabe lo que se puede y no hacer. Seréis vosotros como padres los que deberéis guiar

Porque recuerda… los niños necesitan límites para sentirse seguros.


Categorías

Aprendizaje, Consejos

Psicóloga apasionada de la Inteligencia Emocional y el desarrollo personal. Compagino mi labor como empresaria con el estudio de la mente humana. Creativa, curiosa y emprendedora, apasionada de acercar la psicología a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.