Cómo preparar un menú de Navidad con poco presupuesto

Menú de Navidad con poco presupuesto

Preparar un menú de Navidad con poco presupuesto es más que posible, solo necesitas algo de creatividad y algunas ideas para lograrlo. Generalmente, se tiende a pensar que solo con productos caros y especiales es posible preparar una cena o una comida de Navidad gourmet. Pero nada más lejos de la realidad, a continuación, encontrarás un menú completo especial para Navidad y a muy bajo coste.

La idea es que la cena de Nochebuena o la comida especial navideña resulte diferente, que guste a toda la familia y que no suponga un gasto extraordinario. Es importante no descuidar la economía doméstica durante estos días, ya que se tiende a gastar de más. Algo que se alarga durante muchos meses, más allá de la temida cuesta de enero. Para evitar gastos innecesarios, no te pierdas estos consejos para un impresionante y económico menú de Navidad.

Menú de Navidad económico para toda la familia

A la hora de planificar un menú de Navidad, es importante tener en cuenta los gustos de toda la familia. De esta forma, podrás servir platos que se todo el mundo probará y evitarás que sobre demasiada comida. También es muy importante controlar las cantidades, porque la tendencia es cocinar de más y eso supone un enorme desperdicio de alimentos.

Vamos ya con esta sugerencia de menú de Navidad con bajo presupuesto, te dejamos una opción de aperitivos, otra de primer plato, un plato principal y un postre. Cualquiera de las sugerencias admite variaciones en los ingredientes, de forma que podrás adaptar todos los platos a los gustos familiares.

Aperitivos

Estas son algunas ideas de aperitivos económicos para toda la familia:

  • Muffins salados: Una forma divertida de servir un aperitivo saludable y con infinitas opciones, en el enlace encontrarás 3 recetas de muffins salados deliciosos y fáciles de preparar.
  • Rollitos de jamón cocido y huevo hilado: Un bocado lleno de contrastes que se prepara en apenas unos minutos.
  • Brochetas de jamón serrano y melón: Solo tienes que sacar bolitas de melón y preparar un pincho con el jamón.

Primer plato

Una alternativa al marisco y una opción económica para todos los gustos:

  • Pastel frío de marisco: Se trata de una variación del siempre irresistible pastel de verano. La base es la misma, varias capas de rebanadas de pan de molde sin corteza. Para el relleno entre capas, prepararemos una con langostinos o gambas troceadas y mezcladas con salsa rosa. Otra capa la prepararemos con surimi de cangrejo, atún al natural y mayonesa. Puedes preparar tantas capas como quieras, en una de ellas puedes añadir algo de pescado, como merluza o rape, al gusto.

El plato principal

Esta receta es perfecta para servir en cualquier ocasión especial, puedes cambiar los ingredientes en función de los gustos de la familia y si sobra, se puede comer al día siguiente sin problema.

Ingredientes:

  • 1 kg de carne picada mezcla ternera y cerdo
  • 2 huevos duros
  • aceitunas sin hueso
  • pimiento morrón en tiras
  • lonchas de bacón

Preparación:

  • Primero aliñamos la carne picada con un huevo en crudo, ajo y perejil picados y sal. Dejamos refrigerar durante al menos 2 horas.
  • Extendemos la carne sobre una lámina de papel aluminio, realizando un rectángulo de un par de centímetros aproximadamente.
  • Colocamos sobre el centro el huevo duro cortado en rodajas finas, las aceitunas laminadas, el pimiento en tiras y las lonchas de bacón.
  • Enrollamos la carne sobre sí misma con la ayuda del papel aluminio, cerramos haciendo una especie de sobre y colocamos sobre la bandeja del horno.
  • Horneamos durante unos 20 minutos, pasado ese tiempo, sacamos la carne del horno y con mucho cuidado retiramos el papel aluminio.
  • Terminamos de hornear hasta que la carne quede bien hecha y doradita.
  • Hacemos una salsa tradicional para acompañar el redondo de ternera.

El postre

Para terminar con este menú de Navidad con poco presupuesto, tenemos esta propuesta fresquita, rica y perfecta para terminar una comilona especial.

  • Mousse de limón: Solo tenemos que mezclar leche condensada y zumo de limón recién exprimido. Las cantidades son al gusto, ya que cuanto más zumo de limón añadas, más intenso será el sabor. Ve probando a medida que vayas mezclando, así obtendrás una mousse al gusto. Deja refrigerar durante al menos 3 horas antes de servir el postre.

Como ves, no es necesario hacer una gran inversión en alimentos especiales y más caros de lo habitual. Con productos que se consumen a diario, puedes servir una cena de Navidad espectacular para disfrutar en familia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.