Cómo preparar una papilla de frutas

Aunque muy tumultuosos en cuanto a los hábitos de sueño, los primeros meses del bebé son sencillos en lo que hace a la alimentación. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia exclusiva hasta los 6 meses y por eso la mayor parte de los padres se inclina por esta alternativa, siempre y cuando la madre y el bebé se encuentren sanos y el pediatra tenga indicios de que la curva de crecimiento del niño se desarrolla dentro de los parámetros esperables. La cuestión se complica entrados los 6 meses y cuando es el momento de comenzar a preparar las primeras papillas de frutas.

A partir de esa edad, el sistema digestivo del bebé está preparado para tolerar otro tipo de alimentos dado que ha madurado. Si bien la lactancia continúa vigente, es momento de comenzar a incorporar una variedad de alimentos pues la leche no contiene todos los nutrientes necesarios. Son estos alimentos los que complementarán una dieta equilibrada y saludable, ofreciendo variedad de nutrientes, minerales y vitaminas.

Esta etapa coincide además con el desarrollo del bebé en otros aspectos: es común que los peques comiencen a mirar a sus padres cuando comen o bien que hagan sonidos cuando ven a alguien ingerir un alimento cerca de ellos. Las papillas con frutas son ideales para introducir a los niños en el universo de los alimentos sólidos. Hay una gran variedad de opciones y el amplio abanico de frutas existentes permite lograr combinaciones exquisitas y muy saludables.

De la lactancia a las papillas de frutas

Muchos pediatras y nutricionistas recomiendan comenzar con papillas de frutas sencillas para que los bebés puedan diferenciar sabores. La papilla de banana es una gran opción para dar el primer paso dado que se trata de una fruta dulce cuyo sabor puede resultar familiar al paladar del bebé, acostumbrado al dulzor de la leche materna.
Preparar una papilla de frutas es algo fácil, en especial si hablamos de bananas. Hay dos recetas muy sencillas: la primera es tomar una o dos bananas, quitarles la cáscara y los pequeños hilos de la fruta para luego pisar muy bien con un tenedor. Una vez que está muy bien pisada habrá que tomar una cuchara y mezclar muy bien para así eliminar cualquier resto de fruta y que quede una papilla suave y untuosa.

Esta receta es bien sencilla pero una alternativa para hacer el salto de sabores más natural es mezclar la banana con un poco de leche materna. De esta forma, el sabor será más familiar al paladar del bebé. Se recomienda comenzar con frutas dulce y suaves, como pueden ser la pera o la manzana, roja preferentemente dado que es más dulce.

Una vez que el bebé se ha acostumbrado a estas simples papillas de frutas, es momento de comenzar a mezclar sabores. Entonces la imaginación permite crear papillas de frutas variadas. Aquí os dejo con varias ideas para papillas de frutas sabrosas:

  • Papilla de manzana, pera, plátano y zumo de naranja.
  • Papilla de plátano, manzana y mandarina
  • Papilla de plátano, pera y naranja
  • Papilla de manzana y pera

A tener en cuenta

Artículo relacionado:
¿Buscando una trona para el bebé?

Es importante mantener la higiene de los alimentos para evitar cualquier tipo de bacteria. Recuerda lavar previamente las piezas de fruta antes de pelarlas para luego trocearlas y quitarles el corazón de la fruta.
Luego de pasar las frutas por los alimentos y de mezclarlas con los zumos, se recomienda darle la papilla de frutas al bebé en forma inmediata para evitar el proceso de oxidación de las frutas en contacto con el aire y que entonces se pierdan los aportes vitamínicos. Para una mejor digestión, se recomienda elegir frutas maduras o bien hervir la fruta de uno a dos minutos para un mejor sabor.

Recuerda que hay frutas como las fresas o el kiwi que no deben introducirse hasta el año para evitar las alergias pero puedes jugar en la cocina con una variedad de sabores muy deliciosos y frescos para tu bebé.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.