Cómo habituarle a la guardería sin que llore

Habituarle a la guardería

Es común ver a niños llorando tristemente en la puerta de la guardería cuando sus padres se despiden en los primeros días. Esto suele ocurrir en niños mayores de un año, que tras la despedida se sienten inseguros y tienen miedo. Veamos cómo podemos mejorar estos días de angustia en tu pequeño.

Antes de nada es importante hablarle de la guardería, contándole lo que va a hacer, la cantidad de amigos que va a conocer, las cosas a las que podrá jugar, las cosas que va a aprender, etc. Todo de forma muy positiva.

Una vez que empiece a ir necesitará algunos días para adaptarse, sobre todo si se trata del primer año. Para facilitar este proceso podemos seguir algunos consejos como por ejemplo, llevándole a la guardería poco tiempo al principio e ir aumentando este tiempo de forma progresiva hasta realizar el horario completo.

El momento de la despedida es el más duro para ellos e incluso para algunos padres, por lo que es recomendable apoyarle y animarle diciéndole por ejemplo que se lo va a pasar muy bien con juegos muy divertidos. Ante todo recuerda que si él te ve triste la situación se hará más difícil, mantente tranquila y segura.

Cuando le recojas préstale atención, pregúntale y deja que te cuente a qué ha jugado, qué nuevos amigos tiene, etc. Por último, por la tarde puedes preparar con él las cosas para el siguiente día (su ropa, por ejemplo) y cuéntale que por la mañana haréis lo mismo. De esta forma te ahorrarás disgustos por la mañana y todo será más fácil.


Categorías

Consejos

Dunia Santiago

Soy técnica en educación infantil, estoy metida en el mundo de la redacción desde 2009 y acabo de ser madre. Me apasiona la cocina, la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *