Cómo prevenir el golpe de calor en los niños

Los niños menores de cinco años y los ancianos son los más vulnerables a la hora de sufrir el calor y sus consecuencias, por eso, en las épocas veraniegas debemos proteger a los bebés con mucho esmero.

Cuando las temperaturas exceden los 30 grados el riesgo de sufrir un golpe de calor es alto. Como primera medida hay que saber que los bebés menores de un año no deben ir a la playa ni estar largos ratos en parques al aire libre. Además, los días de altas temperaturas hay que darle el pecho en más oportunidades y si ya bebe agua, ofrecerle el líquido más seguido.

Si la temperatura es alta es preferible quedarse en casa a estar al aire libre. Si de todas formas debes salir con el bebé, debes ponerle un gorrito y protector solar. Al regresar, es conveniente bañarlo para que la temperatura se estabilice. Es preferible no tenerlo a upa, sino dejarlo en el cochecito para no transmitirle más calor con nuestro cuerpo.

Si durante un día de mucho calor tu bebé tiene fiebre o vomita o está somnoliento durante el día,  debes estar muy atenta porque puede ser un golpe de calor y es necesario llevarlo al hospital porque puede deshidratarse.

Foto vía: Telva


Categorías

Salud

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *