Cómo prevenir la diabetes tipo 2 en niños y adolescentes

diabetes tipo 2 en niños

La diabetes tipo 2 está aumentando de forma alarmante en los últimos años, y no sólo en adultos, también en niños y adolescentes. Esto es debido en gran parte a la obesidad que también está aumentando en la población infantil demasiado rápido. La diabetes tipo 2 es un trastorno en el cual el cuerpo no es capaz de producir suficiente insulina o usarla correctamente para convertir la glucosa de los alimentos en energía. Una enfermedad que sólo afectaba a adultos, empieza a afectar también a niños y adolescentes.

Tipos de diabetes en los niños

Podemos encontrar diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2. La diabetes en los niños de tipo 1 se conoce como diabetes juvenil y por lo general comienza de forma repentina con la pérdida de peso, mucha sed y micción frecuente. Puede ocurrir en personas delgadas o con un peso normal. La diabetes tipo 1 deben ser tratados con inyecciones de insulina.

También puede aparecer la diabetes tipo 2 y suele ocurrir en personas con sobrepeso y/o con una vida sedentaria. La diabetes tipo 2 a menudo comienza lentamente, las personas pueden tener síntomas vagos o ningún síntoma en absoluto. Algunas personas pueden controlar su diabetes tipo 2 con una dieta saludable y ejercicio. Sin embargo, otros tienen que tomar pastillas para la diabetes o insulina.

diabetes tipo 2 en niños

Niños en riesgo de padecer diabetes tipo 2

Los niño que tienen más riesgo de padecer diabetes tipos dos son:

  • Los niños con sobrepreso u obesos.
  • Tener padres o parientes sanguíneos cercanos con diabetes tipo 2.
  • Tienen niveles más alto de lo normal de la glucosa en la sangre, o si tienen altos niveles de presión arterial, colesterol o triglicéridos.
  • Tenía bajo o alto peso al nacer.
  • Mujeres con el síndrome de ovario poliquístico.

Prevención de la diabetes tipo 2 en niños

Los niños y los adolescentes pueden ser capaces de prevenir la diabetes o retrasar su aparición durante muchos años teniendo en cuenta pequeños cambios en su vida diaria. Estos pequeños cambios pueden marcar una gran diferencia en su salud. Incluso un poco de pérdida de peso puede ayudar a prevenir o retrasar la diabetes. La pérdida de peso es algo complicado, sobre todo en niños pequeños y adolescentes a los que les gusta comer de todo, pero una dieta saludable es la mejor forma de cuidar la salud.

A continuación te voy a dar algunos consejos para poder prevenir la diabetes en niños y adolescentes y que entre todos se puedan conseguir buenos resultados no sólo en la salud de los niños, sino también en la de los adultos.

Perder peso con dieta saludable

Es necesario crear algunos cambios en los hábitos alimenticios que toda la familia se puede beneficiar:

  • Beber agua suficiente todos los días
  • Limitar las bebidas azucaradas (refrescos, zumos, bebidas para deportistas o cafe: todas estas bebidas añaden calorías y ningún aporte nutricional. Para la sed lo mejor es el agua)
  • Comer más frutas y verduras frescas diariamente
  • Comer aperitivos saludables en lugar de otras opciones menos sanas. Por ejemplo, comer zanahorias o uvas a mitad de mañana o entre horas.
  • Evitar a toda costa la comida rápida
  • Elegir alimentos hechos a la plancha
  • Evitar los alimentos fritos o procesados
  • Elegir alimentos dietéticos y bajos en grasa
  • No comer patatas fritas, mejor patatas al horno
  • Llenar los platos más de verduras que de otro tipo de alimentos

diabetes tipo 2 en niños

Perder peso evitando una vida sedentaria

La vida sedentaria es un gran problema para cualquier persona porque a la larga puede provocar graves problemas de salud, tanto físicos como emocionales. Por eso, es necesario que la vida sedentaria no sea un estilo de vida en las familias y de este modo poder prevenir la diabetes tipo 2. Algunos consejos pueden ser los siguientes:

  • Limitar el tiempo ante las pantallas (tablets, televisores, smartphone, ordenadores o cualquier otro dispositivo) no más de dos horas al día.
  • Moverse en familia. Hacer en familia por lo menos 6 minutos diarios de ejercicio todos los días o casi todos. Se puede salir a caminar, montar en bicicleta o salir a hacer footing.
  • Bailar.
  • Caminar más y coger el coche o el transporte público menos (o camina más tramo).
  • Apuntar a tus hijos a actividades extraescolares que impliquen ejercicio físico y que sean de su agrado.
  • No utilizar el ascensor, hacer uso de las escaleras (aunque se trate de la última planta).

Una manera de motivar a los niños y adolescentes a hacer ejercicio o que al menos puedan eliminar su vida sedentaria, es estableciendo pequeñas metas. Recompensar los éxitos con cosas no materiales y que nada tiene que ver con la comida. Por ejemplo, si tu hijo ha logrado comer saludablemente toda la semana o ha hecho ejercicio en familia podrá elegir algunas recompensas como: tener una fiesta de pijamas con sus amigos, escoger la película para ver todos en familia, etc.

diabetes tipo 2 en niños

Signos para estar alerta

Los niños y los adolescentes con diabetes tipo 2 a menudo se sienten perfectamente y no notan ninguna señal que puedan hacer pensar que tienen diabetes tipo 2. Sin embargo, es necesario que todos los padres e incluso los niños que son más mayores, puedan tener claros cuáles son los síntomas más comunes de la diabetes tipo 2 para poder ir al médico lo antes posible e iniciar un tratamiento en el caso que fuese necesario (aunque como te he comentado más arriba, lo normal es que con ejercicio y dieta saludable se pueda regular solo cuando se trata de la pre diabetes… pero se deberá ser consistente). Las señales de advertencia son:

  • Aumento de sed
  • Micción frecuente durante el día o durante la noche
  • Visión borrosa
  • Cansancio o fatiga inusual

En caso de que notes que tu hijo tiene alguno de estos síntomas o que hay algo que no te cuadra en su salud, entonces deberás acudir inmediatamente a tu centro de salud para que puedan valorar si realmente se trata de diabetes tipo 2. Es necesario ser consciente de la importancia de comer alimentos saludables, frescos y de buena calidad así como no tener una vida sedentaria, ¡y el mejor ejemplo se comienza en casa!

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *