Cómo prevenir la osteoporosis en el embarazo y la lactancia

La osteoporosis es una de esas enfermedades que se asocia a las personas mayores, especialmente a las mujeres. Por este motivo principalmente, no se le da la importancia que tiene y la mayoría de las mujeres no toma medidas preventivas cuando aún está a tiempo. Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Osteoporosis, queremos recordar la importancia de la prevención frente a esta enfermedad.

La osteoporosis es una enfermedad crónica que se va agravando gradualmente, afecta directamente a los huesos, reduciendo la masa ósea. Esto provoca que los huesos se vayan debilitando progresivamente y se multipliquen las posibilidades de sufrir fracturas, especialmente en la cadera, en la columna y en la muñeca. Se considera que la osteoporosis es una enfermedad silenciosa, ya que no muestra síntomas hasta que ocurre la primera fractura.

1 de cada 3 mujeres padecerá osteoporosis

De hecho, la mayoría de los ingresos hospitalarios de larga duración en mujeres de más de 50 años, es a causa de la osteoporosis, superando así a la diabetes, al infarto o al cáncer de mama. Aunque también afecta a los hombres, la descalcificación es mucho más lenta que en el caso de las mujeres. Y esto se debe a que la mujer a lo largo de su vida, sufrirá cambios hormonales como en el embarazo, la lactancia o la menopausia, que afectarán a su estructura ósea.

Las prevención en este caso es fundamental, ya que teniendo en cuenta algunas medidas preventivas, las mujeres podrían evitar padecer la osteoporosis. Principalmente es necesario entender que esta enfermedad no es una consecuencia de la edad. La osteoporosis debe prevenirse desde la infancia, con unos gestos muy sencillos pero que serán fundamentales para el día de mañana.

De hecho, aunque en muchas mujeres la pérdida de calcio aparece en con la edad adulta, también puede comenzar en la madurez. En estos casos la osteoporosis puede hacer acto de presencia en el embarazo y complicar así esta etapa de la mujer, apareciendo las primeras fracturas.

Medidas preventivas contra la osteoporosis

La lucha contra la osteoporosis debe comenzar en la infancia, aunque nunca es tarde para adoptar hábitos saludables que pueden ayudarte a mejorar su salud presente y futura. Con 3 simples gestos, podrás mejorar tu estructura ósea y evitar así padecer esta enfermedad.

Consumir calcio en los niveles adecuados:

El calcio es uno de los componentes más importantes de los huesos y los dientes. Este mineral además, forma parte de muchas funciones del organismo, por lo que es esencial para el buen funcionamiento del cuerpo. Para cubrir tus necesidades de calcio debes tomar alimentos con buena biodisponibilidad, esto quiere decir que el cuerpo lo asimila en gran parte. Entre ellos se encuentra la leche y los derivados lácteos como el queso o el yogur. Otros alimentos que aportan calcio son:

  • Pescado azul, como el salmón, las sardinas o las anchoas. También en los mariscos como los langostinos, las gambas o la cigala.
  • Verduras de hoja verde, como la espinaca o la col.
  • En las leguminosas, todas las legumbres, la soja y en sus derivados, en las habas o las judías verdes.
  • Los frutos secos, como las almendras, los pistachos, los cacahuetes o las avellanas.

Aporte de vitamina D

La vitamina D es necesaria para que el organismo absorba el calcio y se obtiene principalmente a través de los rayos del sol. Pero para evitar problemas en la piel o enfermedades que pueden derivarse de un uso excesivo del sol, puedes complementarlo con suplementos de vitamina D y a través de la alimentación.

Ejercicio físico

Realizar actividad física es esencial para mantener un buen estado de salud en general, también para los huesos. En función de tus posibilidades, puedes realizar ejercicio para mantenerte saludable. Si no estás segura de los ejercicios que puedes realizar, puedes consultarlo con un preparador físico o con tu médico.

Prevenir la osteoporosis en el embarazo y la lactancia

Es muy importante que durante tu embarazo cubras el aporte extra de calcio que tu cuerpo necesita. Tu bebé necesita mucho calcio para fortalecer sus huesos, que aunque están ahí, todavía no están calcificados. Todo ese calcio que el bebé necesita, reduce la cantidad que tu masa ósea necesita. Por este motivo es tan importante que aumentes la cantidad de calcio que tomas, con 1 o 2 vasos de leche extra al día o algún yogur extra.

El ejercicio físico también es importante durante el embarazo, aprovecha para dar largos paseos cada día procurando tomar el sol. No olvides consultar con tu médico antes de realizar cualquier otro deporte que requiera de mayor esfuerzo.

De igual manera, durante la lactancia necesitarás un aporte extra de calcio para cubrir las necesidades de tu cuerpo y las de tu hijo.


Categorías

Embarazo, Salud

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.