Cómo prevenir los gases en los bebés

gases

 

Los gases en los bebés son muy dolorosos para ellos y también muy dolorosos emocionalmente para los padres cuando ven a los pequeños que están sufriendo y que no pueden hacer nada, y es que los gases cuando les llega al bebé hay pocas maneras de tratarlos para que se alivien eficazmente, por eso la mejor manera de tratarlos es previniéndolos.

Los gases en los bebés son muy comunes y son capaces de tener hasta 20 veces el dolor de los gases al día. Los gases ocurren cuando se queda aire atrapado en la barriga y no se expulsa. Normalmente los gases pueden ser causados por: la ingestión de aire al alimentarse del pecho o del biberón, por chupar un chupete o por llorar.

Los síntomas que suelen acompañar a los gases son eructos, llantos, barriga dura, flatulencias, calambres… Si tu bebé está feliz y sólo se queja durante unos segundos o minutos (que se harán interminables para ti) es más que probable que esté padeciendo de gases. Muchos bebés se ponen rojos y aprietan.

bebe llorando

Algunas formas de prevenirlos para evitar que tengan más gases de la cuenta son las siguientes:

  • Comprueba que cuando se alimenta tiene la boca bien abierta y está succionando adecuadamente tanto del pecho de la madre como del biberón. La cabeza del bebé siempre tendrá que estar más alto que su estómago. También puedes inclinar la botella ligeramente para que no hayan burbujas en la tetina que pueda tragar el bebé, ya que esto le causaría gases.
  • Haz eructar a tu bebé durante y después de cada comida. Si no eructa de inmediato tendrás que tumbarle de espaldas durante unos minutos y después volver a intentarlo.
  • Si crees que la mala calidad del biberón puede ser la causa compra un biberón anti-cólicos para que haya menos probabilidades de que tu bebé trague aire.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *