Cómo quitar los piojos y las liendres en un día

Cómo quitar los piojos y las liendres

Cómo quitar los piojos y las liendres es una de las preocupaciones de todos los padres y las madres de niños en edad escolar. Y es que todos, sin exclusividad, están expuestos a estos molestos bichitos que llegan generalmente con la temporada de calor y cada año visitan los colegios y centros escolares para hacer de las suyas. Evitar que tu hijo coja los piojos es prácticamente imposible, pero estar preparada para quitarlos rápidamente sí es posible.

Lo primero de todo es aprender a diferenciar los piojos de las liendres. Los piojos son los pequeños insectos que habitan las cabezas de las personas. Aunque son difíciles de ver a simple vista, se pueden apreciar bastante bien en su edad adulta, ya que pueden alcanzar el tamaño de una semilla de amapola. Las liendres son los huevos de los pijos, de un color claro que se suele confundir con las escamas del cuero cabelludo.

Cómo quitar los piojos y las liendres

No es tarea fácil pero tampoco es imposible, solo tienes que seguir unas pautas para eliminar por completo los piojos y las liendres de las cabezas de tus hijos. Primero debes saber que existen infinidad de remedios caseros, pero la realidad es que ninguno de ellos cuenta con evidencia científica que los avale. Puedes usar alguno de esos remedios y pasar muchos días hasta que se observen los resultados, porque no son realmente efectivos.

Un insecticida o pediculicida

Lo más aconsejable para quitar los piojos y las liendres a la primera, es utilizar un insecticida específico para este fin. En la farmacia puedes encontrar diferentes tipos de pediculicida, puedes seguir los consejos de tu farmacéutico de confianza para elegir el producto más apropiado en este caso. Es muy importante seguir al pie de la letra las instrucciones que incluye el envase. De lo contrario, el pediculicida perderá toda su efectividad y tendrás que volver a repetir el proceso pasados unos días.

Utiliza un peine de detección y una lendrera

Aunque generalmente se confunden, el peine de detección y la lendrera son herramientas distintas y cada una cumple con una función distinta. En el caso del primero, se trata de un pequeño peine de plástico blanco, es el primer paso que se debe seguir para detectar si realmente existen piojos. La lendrera en cambio es un peine de púas metálicas, estas púas tienen entre sí un espacio mínimo, lo que permite agarrar con mayor facilidad las liendres.

La lendrera es la herramienta que te permitirá eliminar la mayor parte de los piojos y las liendres. Debes utilizarla con mucha paciencia y pasarla muy bien por cada mechón de la cabeza del niño. Es un proceso lento pero realmente es la única manera de eliminar los piojos del cabello, ya que el insecticida los mata pero no los hace desaparecer. Para eso necesitas hacer uso a conciencia de la lendrera, pásala dos veces al día y repite el proceso durante varios días hasta asegurarte de que la crisis ha pasado por completo.

Repetir el proceso

Es muy importante repetir todo el proceso pasados entre 7 y 10 días después de la primera aplicación. Ese es el tiempo que tardan las liendres en eclosionar, por lo qué, si hubiera quedado alguna, en esta segunda aplicación se terminarán de eliminar por completo los piojos y las liendres. También es fundamental que toda la familia utilice un repelente como medida preventiva durante algunos días.

Medidas de prevención

Además, tendrás que asegurarte de que ningún miembro de la familia comparta toallas, gorros, peines, cojines, almohadas y demás. De esta forma, evitarás que los piojos se propaguen por toda la familia. Por supuesto, si tu hijo tiene piojos debes avisar al centro escolar de forma inmediata para que los demás padres tomen las medidas oportunas lo antes posible. De lo contrario, los piojos camparán a sus anchas de un niño a otro durante mucho tiempo.

También es importante que retires los peluches, los adornos del pelo y todas aquellas cosas que no se puedan lavar con frecuencia. Mete todos esos objetos en una bolsa de plástico bien cerrada y guárdalos durante algunos días, hasta que los piojos y las liendres desaparezcan por completo. Después, lávalo todo muy bien antes de que se vuelvan a utilizar dichos objetos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.