¿Cómo reconocer el riesgo de parto prematuro? ¿sabrías qué hacer?

Contracciones, parto prematuro

Si bien hace unos días explicábamos en un post extenso cómo son las contracciones durante todo el embarazo, y esperamos os haya ayudado a entender mejor su función y a reconocerlas; quedaba pendiente abordar esas contracciones de pre parto que ocurren tempranamente (es decir antes de la semana 37) y podrían desencadenar un parto prematuro, con todas las consecuencias que conlleva. Este es el tema sobre el que os voy a hablar hoy.

En primer lugar, aclarar que tener contracciones (y otros síntomas) de parto prematuro, no quiere decir que la mujer vaya a parir prematuramente, de hecho algunas informaciones apuntan a que la mitad de las mujeres que las experimentan, tienen a sus bebés pasado el ‘límite’ de la semana 37. Eso sí, es fundamental saber que reconocerlas, y sobre todo saber ‘qué hacer’, para tomar decisiones en caso de que se produzcan.

A principios del pasado septiembre, un sobrino estuvo a punto de nacer prematuramente porque su mamá empezó a tener contracciones un poco antes de la 31, al final vino al mundo a término, pero nos tuvo en vilo casi dos meses. En torno al 7 por ciento de los niños que nacen en España son prematuros, según el Instituto Nacional de Estadística (datos de 2014). Hay bebés nacidos prematuros que requieren cuidados especiales, y puede que deban ser atendidos en una UCI; son niños que corren riesgo de tener discapacidades o problemas del aprendizaje con el paso del tiempo. Pero la cuestión es ¿cuáles son los síntomas de un posible parto prematuro y cómo se debe actuar?

¡Alarma: parto prematuro!

Como he comentado, las contracciones no son el único síntoma, pero tienen mucho peso en la evolución de un parto prematuro. si antes de la semana 37 las notas regulares (cada 15 minutos, incluso menos), y durando más de 20 segundos, consulta de urgencia a tu médico. Pero también:

  • El tapón mucoso: se expulsa antes de empezar el cuello del útero a dilatar (es espeso, y tiene apariencia de moco o viscoso). Ya sabes que tras el ‘borrado’ del cuello, viene su dilatación. También deberás preguntar, aunque el hecho de haberlo tirado no quiere decir que te pongas de parto.
  • Flujo vaginal de color o consistencia diferente, suele ser marrón muy clarito o rosáceo. También es preocupante una hemorragia vaginal a partir del segundo trimestre.
  • Bolsa amniótica rota (no fisurada, la diferencia está en la cantidad de líquido: gotitas o abundante).
  • Presión en la pelvis; también cólicos abdominales que duran más de 60 minutos.
  • A veces aumenta la temperatura corporal.
  • Intranquilidad, asociada a uno o varios de los anteriores.

¡Sos!, detengan mi parto

El médico decidirá cómo actuar, y desde luego la primera medida es ingreso hospitalario, al menos durante la fase de valoración. Hay veces que tras cesar las contracciones, la madre puede seguir reposando en casa. Se pueden prescribir fármacos específicos, y administrar corticoides destinados al desarrollo pulmonar del bebé (puesto que hasta la semana 37 no empieza la fase alveolar de su desarrollo).

En Effective Health Care, descubrimos que la progesterona sintética puede evitar el parto prematuro (progestina), y se puede administrar mediante geles/cremas/cápsulas/supositorios, inyecciones o comprimidos

Si crees que tienes síntomas de parto prematuro acuéstate para estar relajada al comprobar la intensidad, duración y frecuencia de las contracciones, si no han cesado en una hora, acude al servício de urgencias o llama por teléfono a tu ginecólogo. Observa otros signos como líquidos vaginales. Procura beber para hidratarte para compensar el volumen sanguíneo, evitando así concentraciones altas de oxitocina.

Por último, es verdad que en muchos casos la condición de prematuros se asocia a factores de riesgo como hábitos insanos (incluyendo la ganancia de peso (excesivo o escaso);en otras ocasiones se debe a problemas existentes como placenta previa, embarazos múltiples, cuello uterino corto o infecciones. También es verdad que aún sin existir riesgos concretos, el parto prematuro se puede presentar en cualquier mujer embarazada. De ahí la importancia de los controles prenatales.


Categorías

Embarazo

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *