Cómo recuperar la relación con un hijo

madre hija corazón En ocasiones las buenas intenciones no son suficientes para evitar que un padre o madre pierda los estribos con su hijo. Uno puede despertarse por la mañana y prometerse a sí mismo que no se va a enfadar, pero siempre sucede antes de que llegue el día siguiente. Cuando un padre o una madre pierde los papeles con los hijos le invaden sentimientos de culpa, vergüenza o adquiere una actitud defensiva. Así pues, ¿cómo podría este padre o madre arreglar y recuperar la relación con su hijo después de una discusión?

Las reacciones exageradas de los padres al comportamiento de sus hijos pueden dañar la armonía familiar. Los seres humanos no están diseñados para ser perfectos y son propensos a cometer errores en su control emocional y a tener reacciones inmaduras a pesar de ser conscientes de ello. Los errores en la crianza no son tanto el problema como el hecho de afrontar y superar esos errores.

Pasos para recuperar la relación con un hijo

Hay muchas razones por las que los padres pueden reaccionar de forma exagerada. A veces es por agotamiento físico o emocional, por frustración, por los nervios ante la actitud de tu hijo, u otros problemas en tu vida. Es posible que el hijo o la hija no sea la fuente de esa frustración o agotamiento, sino que se ha convertido en la persona sobre la que un padre se descarga. Los padres también tienen emociones y se emocionan. Lo que es clave es no dar rienda suelta a la impulsividad de esas emociones y actuar sobre los hijos sin filtro. Cuando un padre reacciona mal con un hijo, hay una serie de cosas a considerar al reparar y recuperar la relación.

madre e hija entre girasoles

Toma la iniciativa y asume responsabilidades

El papel de los padres es liderar y asumir la responsabilidad del cuidado de un hijo. Si hay distancia entre ellos o se hieren los sentimientos, será el padre quien deberá intentar buscar una manera de enmendar ese distanciamiento. Buscar señales de receptividad puede ayudarnos a determinar si el hijo está listo para el acercamiento.

Cuando nos arrepentimos de lo que hemos hecho, es importante transmitirle al hijo lo que se siente cuando sea apropiado. Se puede transmitir de forma clara y directa, sin humillarse por el perdón del hijo ya que esto desplazaría al padre de su posición de liderazgo. De la misma manera, el padre puede tomar la iniciativa al transmitir que no está de acuerdo con su propio comportamiento y que en el futuro no se volverá a repetir.

Deja que tu hijo se enfade pero sin derribar puentes

Es importante reconocer y dejar espacio para que tu hijo se enfade, incluso si te has disculpado ya. Esperar que tu hijo lo supere sin más es esperar mucho, porque posiblemente no tenga la madurez necesaria todavía. Si realmente sientes lo sucedido, le dejarás un poco de espacio para que exprese sus sentimientos sobre lo que ha sucedido también. Cuando se le pase el enfado, será tu momento de actuar.

Cuando tus reacciones son tan desproporcionadas que te distancian de tus hijos, es importante hacerles saber que no deseas ese distanciamiento y que sigues deseando pasar tiempo con ellos. Incluso si él o ella no quiere un acercamiento todavía, puedes comunicarle que tu deseo es arreglar las cosas. Puedes llamar su atención sobre cosas que hasta ese momento os gustaban hacer juntos, por ejemplo, diciéndole que serás paciente y que esperarás el momento en que quiera volver a salir a pasear contigo, ir a un evento deportivo, etc. 

abrazo padre e hija

Céntrate en su comportamiento para recuperar la relación

Lo cierto es que cuando los padres actúan mal afecta mucho a los hijos. La oportunidad de enseñarle algo significativo o influir positivamente en él o ella se desvanece. Su atención se centra en el distanciamiento y la frustración que se ha creado en él o ella a raíz de esta situación. Los esfuerzos, por tanto, deben centrarse en recuperar la relación y no repetir el incidente en el futuro.

Los niños o jóvenes adoptan los valores de sus personas más cercanas. Por tanto, si tomas la iniciativa en recuperar la relación con él o ella, le transmites la importancia de asumir la responsabilidad de las acciones y su impacto en otras personas. Puedes transformar una situación negativa en un importante aprendizaje para su futuro, además de que volverá la armonía familiar y esta será más fuerte.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.