Cómo reforzar la atención de niños distraídos

enseñar a estudiar a adolescentes

La falta de concentración y la distracción es un problema bastante habitual en muchos niños de hoy en día. Ello acarrea una serie de consecuencias importantes sobre todo en lo que se refiere a su rendimiento en la escuela aunque también puede tener ciertas consecuencias a nivel social o familiar. Si tu hijo se distrae demasiado y no presta atención, debes solucionar tal problema lo más pronto posible.

Es bastante complicado que un niño que se distrae a todas horas, se pueda concentrar a la hora de realizar sus tareas y tenga un serio problema en su rendimiento escolar. En el siguiente artículo vamos a mostrarte los tipos de atención que hay y que deben hacer los padres ante el exceso de distracción de sus hijos.

Clases de atención

La concentración es una tarea cerebral que suele costarles a muchos niños. Acto seguido te hablamos de los diferentes tipos de atención que existen para saber cómo ayudar a un niño distraído.

  • La atención dividida consiste en la capacidad que tiene el cerebro de realizar varias tareas a la vez. Un ejemplo de ello sería el escribir mientras el docente dicta algún texto.
  • El segundo tipo de atención es la alternante y consiste en la capacidad del cerebro de cambiar de una tarea a otra diferente. Puede ser el caso de estar estudiando, parar porque llaman por teléfono y seguir más adelante con la tarea de estudiar.
  • La atención selectiva consiste en centrar la atención en una tarea en particular a pesar de que haya otros estímulos diferentes alrededor.
  • El último tipo de atención es la sostenida y consiste en la capacidad que tiene el cerebro de mantener la atención durante un tiempo. Es lo que ocurre a la hora de estudiar.

La atención en los niños que se distraen a menudo

En el caso de los niños distraídos, las cuatro clases de atención se suelen combinar con otros tipos de atención:

  • La atención abierta enfoca la misma a la propia fuente de atención.
  • La atención encubierta es cuando el niño está haciendo algo en particular como estudiar pero su atención se dirige a otro foco diferente.
  • En la atención voluntaria la persona muestra atención por algo de una manera consciente.
  • En el caso de la involuntaria, la atención se muestra de una manera inconsciente.

A partir de aquí, hay que tener claro que la capacidad concentrarse y prestar atención se va desarrollando con el paso de los años y conforme los niños van creciendo. Aparte de ello es importante saber que la atención y la concentración que pueda tener un niño pueden depender de otra serie de factores tales como la familia, el lugar en el que va a estudiar o las motivaciones.

 

Cómo reforzar la atención en los niños distraídos

A la hora de tratar un problema de concentración en un niño, es importante el saber el tipo de atención que se debe reforzar. Los cuatro tipo de atención son igual de importantes y no centrarse en las más habituales como ocurre con la selectiva y la sostenida. Es por ello que se aconseja el reforzar los diferentes tipos de atención a la hora de mejorar la concentración de un niño distraído.

El problema de muchos padres es que solo son capaces de identificar las clases de atención más evidentes y claras. En ocasiones a pesar de corregir la atención sostenida y selectiva, el niño se sigue distrayendo con mucha facilidad. Por tanto, es esencial el poder trabajar con todos los tipos de atención a la hora de mejorar la capacidad de concentrarse de muchos niños.

En definitiva, es algo relativamente normal que un niño pequeño se distraiga con facilidad y no consiga concentrarse en ciertos momentos. Con el paso de los años y conforme van creciendo, la atención es mucho mayor y ya cuenta con una mayor capacidad para poder concentrarse. En el caso de que el niño siga siendo bastante distraído a pesar de tener una edad considerable, los padres deben reforzar los cuatro tipos de atención vistos más arriba, con el fin de conseguir que su hijo tenga la menor distracción posible.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.