Cómo repartir las tareas del hogar entre la familia

Repartir las tareas del hogar

Repartir las tareas del hogar entre la familia, es la mejor manera de evitar los conflictos típicos que surgen al respecto en casi todas las casas. Si cada miembro de la familia tiene claras sus tareas, resultará más sencillo mantener el orden en casa. Porque de lo contrario, tendrás que vivir detrás de cada uno indicando en todo momento lo que tienen que hacer.

Psicológicamente, para cualquiera, incluidos los niños, recibir una orden directa es mucho más agresivo que asumir que es algo que forma parte de su rutina. Es decir, no es lo mismo saber que tienes que fregar los platos cada día después de cenar, marque recibir una orden sobre la ha. En el caso de la segunda, lo que se recibe es una orden, una interrupción de otros planes, entre los que probablemente no se encontraba esa tarea.

Por lo tanto y para que reine el orden, la limpieza y la paz entre toda la familia, lo más justo para todos es que exista un reparto equitativo de las tareas del hogar. Si necesitas algo de ayuda, a continuación te dejamos algunos consejos para que el reparto resulte justo para todos.

Consejos prácticos para repartir las tareas del hogar

Repartir las tareas del hogar

Esto no es algo que se deba hacer en un momento de enfado, porque te encuentras con la casa hecha un desastre y decides que aquí todo el mundo tiene que colaborar. Repartir las tareas del hogar debe ser algo que se acepte con agrado, que todo el mundo entienda el sentido y lo más importante, debe ser algo bien organizado y meditado para que resulte fácil de cumplir.

Para comenzar, prepara una lista en la que se incluyan todas las tareas que hay que hacer regularmente para mantener la casa siempre limpia y organizada. Por ejemplo, bajar la basura, hacer las camas, fregar los platos después de las comidas, limpiar el baño o pasear al perro. En cada casa existen unas tareas y unas necesidades diferentes, crea tu lista en función de las de tu familia.

Encuentra el momento apropiado

Elige un momento distendido, cuando la familia esté tranquila y relajada. Plantea el tema desde un punto de vista práctico para todos, cuando la casa está limpia y ordenada todos estamos más contentos, por lo que es importante que todos colaboremos para que siempre se mantenga así. Para ello, es necesario que a diario se cumplan con las tareas más básicas y que un día a la semana, se realice una limpieza a fondo.

Si todo el mundo colabora en medida de sus posibilidades, toda la familia podrá disfrutar de un entorno más relajado. Pero para que el reparto funcione debe estar diseñado de una forma apropiada, es decir, los niños pueden realizar ciertas tareas y los adultos serán los responsables de las de mayor complejidad. No obstante, si enseñas a los niños a hacer cosas más difíciles, se volverán más autónomos.

Mantener el orden diario

Una parte muy importante de la limpieza es el orden, ya que, si todo se mantiene en su sitio resulta mucho más sencillo hacer limpieza. Asegúrate de tener bien organizadas las cosas, en un lugar adecuado, bien definido y si es de los niños, a su alcance. Esta será la mejor manera de ayudarles a mantener todas las cosas en su sitio.

Respetar el reparto de tareas del hogar

Repartir las tareas del hogar

Por otra parte, es fundamental que los más mayores sean un buen ejemplo para los niños. Es decir, hay que respetar el reparto de tareas del hogar, aunque no apetezca, porque si los niños ven que los demás no cumplen, descubrirán que pueden librarse de sus obligaciones. Ayuda a tus hijos a crecer como personas responsables, comprometidas y trabajadoras.

Todas ellas, cualidades esenciales para el desarrollo de cualquier tarea. Por lo que, no solo resultará una ayuda para mantener la casa limpia, sino que los niños aprenderán a ser más autónomos, se sentirán útiles en casa y crecerán muchísimo a nivel emocional. Disfrutar de un hogar limpio es tarea de todos, anima a tu familia a colaborar con las tareas de limpieza y ganaréis en bienestar.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.