Cómo saber si a mi hijo le duele algo

‘Cómo saber si a tu hijo le duele algo’ es uno de los miedos que más pueden preocupar a los padres

‘Cómo saber si a tu hijo le duele algo’ es uno de los miedos que más pueden preocupar a los padres, sobre todo a los padres primerizos. Generalmente el mayor temor es no poder darse cuenta que los síntomas que puede presentar un bebé es algún tipo de dolencia seria.

Un bebé representa sus emociones a través del llanto y esto se puede confundir en muchas ocasiones, ya que no distinguimos realmente si es algún tipo de necesidad que está demandando o que realmente esté molesto con algún tipo de dolor. Cuando el llanto es repetitivo, incesable y están acompañados de otro tipo de síntomas, dónde puede ser más probable que esté molesto con algo grave.

¿Cómo saber si a mi hijo le duele algo?

Son muchas las expresiones o síntomas que pueden ser representadas con un quejido o lloriqueo. Puede ser un llanto normal porque va acompañado de sus necesidades básicas y dónde representan que el bebé tenga sueño o hambre.

Pero cuando el llanto es incontrolable y va acompañado de gestos como apretar muchos los ojos, abrir mucho la boca, fruncen la nariz al llorar o bajan y juntan las cejas; es cuando debemos atisbar de que el bebé esté sufriendo por algo que le está generando malestar o dolor. Para ello se han seleccionado el tipo de dolencias más comunes y que se pueden manifestar, para que puedas comparar su estilo de llanto:

Cólicos

Este tipo de dolencia es muy generalizada en los primeros meses de vida de los lactantes. Viene acompañado de molestias en su sistema digestivo aún todavía sin madurar, dónde se producen gases o llamados cólicos. Para detectarlo el niño llorará notablemente con gestos de dolor, apretará los puños y fruncirá el ceño. Si tocas su barriga sentirás que está inflamada incluso cuando le duele puedes observar que alza y contrae sus piernas.

‘Cómo saber si a tu hijo le duele algo’ es uno de los miedos que más pueden preocupar a los padres

Estreñimiento

Es otro tipo de molestia digestiva. Se observa que el niño lleva varios días sin presentar sus heces y ya en los siguientes días comienza a estar irritado, nervioso. Se observará que aumentan sus gases e incluso está molesto cuando quiere evacuar.

Dermatitis de pañal

La dermatitis de pañal viene causada de una inflamación e irritación en la zona del culito, aparece con granitos y la zona aparece muy enrojecida. Las rozaduras del pañal harán que el bebé esté muy incómodo y llore por las molestias y el dolor. En este caso hay que acudir a un pediatra para que recete alguna crema especial para que lo cure y alivie.

Dolor de oído

El dolor de oído se presenta con los resfriados y es un dolor tan desagradable que el niño lo representa con un gran llanto que no cesa. Los síntomas que pueden ir asociados es la presencia de fiebre, ya que seguramente exista una infección. Además, el niño intentará tocar la zona como indicio de que le duele.

Molestias por la dentición

Muchos niños sienten molestias en los inicios de su dentición. Suele aparecer entre los 4 y 7 meses y puede llegar a ser bastante incómodo al comenzar a romper el diente la encía. Se crea mucha irritabilidad y en algunos casos aparece fiebre, además el bebé si puede acercarse objetos a su boca lo hará con mucha más frecuencia y hará el intento de morderlo con rabia.

‘Cómo saber si a tu hijo le duele algo’ es uno de los miedos que más pueden preocupar a los padres

Intentar saber las causas del dolor

Intentar conocer las consecuencias de su llanto, pues pueden venir asociadas a un tipo de dolor cómo hemos indicado. No obstante, hay que analizar los detalles y hacer una supervisión y exploración de su cuerpo. Podemos desvestir al niño o la niña para inspeccionar que su cuerpo no haya recibido algún tipo de golpe. Ante la duda puedes presionar levemente la zona que sospeches y observar si le molesta. Puedes incluso presionar suavemente su barriguita y observar si le molesta cuando lo tocas, quizás es porque esté estreñido o tenga muchos gases.

Otra forma de conocer si tiene infección de oído es observando si ambos oídos estén enrojecidos y que al tocar en la parte externa y alrededor de la oreja al niño le molesta. Es importante tomar la temperatura del niño y si presenta fiebre acudir a la consulta de un médico para que le haga una inspección.

Para casi todas estas molestias se suele acudir a medicamentos como ibuprofeno para aliviar el dolor leve o moderado, incluso la fiebre. Si el bebé es menor de dos años hay que acudir siempre a un pediatra para que nos indique cuál es la mejor solución.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.