Cómo saber si estás embarazada de pocos días

embarazada
¿Tienes dudas y no quieres esperar hasta el próximo mes para saber si estás embarazada? La verdad es que hay mujeres que notan síntomas de embarazo desde la primera semana de concepción, pero no es lo habitual. Pero si hay muchas que notan síntomas antes de la primera falta de menstruación. Escucha a tu cuerpo y a tu instinto y no te muestres ansiosa.

Cuando el óvulo fecundado se implanta en la pared uterina se empieza a segregar la hormona hCG, esta será la encargada de provocar los primeros síntomas. Así que es posible que aún no hayas tenido la siguiente menstruación, pero sí estés sintiendo que estás embarazada. Te ayudamos a diferenciar algunos de estas pistas que nos da le cuerpo.

Cuándo empieza el cuerpo a sentir que estás embarazada

test de ovulación

A los pocos días de que el óvulo fecundado se implante en la pared uterina ya sentirás que tu cuerpo empieza a lanzar señales diferentes. Se están empezando a producir una serie de cambios hormonales, provocados por a hormona hCG, gonadotropina coriónica. Estos cambios tienen como consecuencia cierto agotamiento generalizado, fatiga, hipotensión y una mayor sensación de sueño durante todo el día.

No obstante, ni todos los embarazos son iguales, ni todas las mujeres lo somos. Puede ocurrir que confundas los síntomas de embarazada con los previos a la menstruación. Sobre todo si eres irregular, entonces sólo descubrirás que estás embarazada cuando la menstruación no aparece. E incluso un retraso en la menstruación puede deberse a otros factores como estrés, ansiedad, problemas emocionales, cambios en el estilo de vida…

Los test de embarazo de farmacia y de sangre que nos hace el médico, son realmente los únicos que tienen un alto porcentaje de efectividad. Si te lo haces muy pronto puede que te salga negativo, aunque el resultado sea positivo, es el falso positivo. Lo mejor es esperar de dos a tres semanas desde que sospechas que puedes estar embarazada.

Pistas para identificar si estás embarazada

sueño embarazadas

Te ayudamos a identificar algunos de los síntomas que se suelen producir durante las dos primeras semanas del embarazo:

  • Cansancio generalizado, fatiga, hipotensión y una mayor sensación de sueño durante todo el día.
  • Mayor sensibilidad en las mamas, en su tamaño y cierto oscurecimiento de las aureolas.
  • Aumento del flujo vaginal, con una textura es más gruesa y de un color blanquecino, pero sin olor.
  • Mayor frecuencia para ir al baño a orinar. Esto se debe a que existe un aumento en la producción de sangre y otros fluidos en tu cuerpo.
  • Dolor abdominal e hinchazón. Las primeras semanas puedes experimentar pequeños cólicos parecidos a los de la menstruación.
  • Leve sangrado vaginal o sangrado de implantación. Este sucede al sexto u octavo día tras la fecundación.

Otras pistas y cambios que se producen son una mayor sensibilidad a los olores, que pueden llevarte al rechazo de cierto alimentos, o justo al revés que te apetezca tomar los que antes no soportabas. Los mareos, nauseas y vómitos suelen aparecer a primera hora de la mañana, y son uno de los síntomas más evidentes de que estás embarazada.

Pruebas caseras que confirmarán o no un embarazo

ovulacion

La sabiduría popular ya tenía sus propios test de embarazo antes de que las farmacéuticas los inventaran. Son pruebas sencillas, que no implican ningún riesgo para la mujer, cuya efectividad varía según el ciclo menstrual y de ovulación de la mujer. Algunas son lo suficientemente sensibles como para detectar si estás embarazada el primer día de falta del periodo.

Una prueba muy popular es la del vinagre. En esta prueba tendrás que recoger la orina de la mañana en un vaso de cristal. Te recomendamos que lo hiervas antes, para esterilizarlo. A esa orina le añades una cucharada grande de vinagre y reposa unos 20 minutos sin remover. Si se forma una espuma o la mezcla cambia de color es que estás embarazada, si permanece normal es negativo.

Siguiendo el mismo principio que la prueba anterior, ahora se trata de verter un poco de cloro, como una cuchara sopera, en vez del vinagre. Si estás embarazada la orina reaccionará y formará mucha espuma o cambiará de color. La última prueba también requiere la orina de la mañana en un vaso esterilizado. Esta vez, sin remover, ni agitar, introdúcelo en la nevera durante media hora. Al sacarlo observa si se ha formado una pequeña película de partículas o nube. Si esta película está en la superficie, estás embarazada.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.