Cómo saber si estás embarazada sin test

Cómo saber si estás embarazada sin test

¿Cómo saber si estás embarazada sin test? Es una de las preguntas que más se nos pasan por la cabeza. Ya que cuando estamos esperando la buena noticia, las dudas nos asaltan siempre, los síntomas también y por eso, la cabeza nos puede jugar una mala pasada. De ahí que hoy te diremos cómo puedes saberlo sin que llegue la confirmación de ese test.

Es cierto que a veces los síntomas que vamos sintiendo cuando ya se acerca la fecha de la posible regla o incluso con algunos días de retraso, no siempre son equivalentes a un positivo. Pero por otro lado, sí que alguno de ellos puede ser indicador de que una vida está naciendo en nuestro interior. ¡Vamos a descubrir esos síntomas pero también otros métodos para saber si estás embarazada sin test!

Pruebas caseras para saber si estás embarazada sin test

Es cierto que hacernos el test de embarazo siempre es la prueba más fiable de todas, sobre todo cuando tenemos un retraso de varios días. Pero antes de todo eso, siempre podemos probar otros ‘remedios de abuelas’ como bien se les llama. No tienen un alto grado de fiabilidad, hay que aclararlo, pero también hay que matizar que a muchas mujeres sí les han servido para darse cuenta de su positivo. ¿Qué podemos perder al hacerlos?

La prueba del aceite

Es muy sencilla de realizar y parece que funciona bastante bien. Así que, es el momento de que pruebes para conocer tu resultado. Por la mañana cuando te levantes, recoges la orina en un vaso de cristal. Es decir, que tiene que ser la primera orina como si de una analítica se tratara. Cuando la tengas, vas a añadir una gota de aceite y luego otra, de manera separada. Si las gotas se juntan, parece ser que el resultado será positivo.

Test caseros de embarazo

La prueba del jabón

En este caso, necesitarás una pastilla de jabón. Aunque siempre es mejor que no esté usada y la echarás en un cuenco de cristal. Como antes mencionamos, de nuevo necesitamos la primera orina de la mañana. Más que nada es porque la hormona hCG estará más concentrada y de ahí que la gran mayoría de las pruebas necesiten de ese paso matutino. Bien, dicho esto, echaremos la orina sobre el jabón para cubrirlo bien. Por eso, se recomienda un cuenco rectangular para hacer la mezcla o poco profundo. Ahora es el momento de taparlo y agitarlo bien unos segundos. Luego es el momento de comprobar si hay burbujas en el jabón, es decir, si se ha combinado con la orina. Si es que sí, entonces el resultado también será positivo.

Conocer la concentración de la hormona hCG en la orina

Es cierto que este es el paso fundamental de los test de embarazo. De ahí que cuando la reconocen, es cuando nos llevamos la gran sorpresa de nuestra vida. Pues bien, a modo de test o prueba casera tenemos otra opción sin gastarnos ni un euro. De nuevo, recoges la primera orina en un vaso de cristal. Evita moverlo demasiado y lo metes en la nevera. Después de media hora quítalo y comprueba si tiene como una capa en la superficie. Porque si es así, entonces el resultado es positivo, mientras que si ves algo en el fondo del vaso, entonces será negativo.

¿Conoces la prueba de la pasta de dientes?

Es otra de las que más se mencionan y aunque no tiene una fiabilidad demasiado alta, teníamos que mencionarlo. Recoges la orina de la mañana y echas unas gotitas en un vaso que contenga un poco de pasta de dientes. Esta si es blanca mucho mejor. Ahora tienes que remover bien para hacer una mezcla y en ese momento, comienzas a ver cómo una espuma, entonces enhorabuena.

Síntomas de embarazo

Las señales que indican un embarazo

Como bien sabemos, un simple retraso no es indicador siempre de un embarazo. Ya que en ocasiones hasta los ciclos más regulares pueden alterarse por diversos problemas sin importancia. Pero cuando tenemos el retraso y además notamos gran sensibilidad en el pecho, solo con tocarnos, algún mareo o náusea al levantarnos, más cansancio y hasta dolor de cabeza sí pueden ser síntomas previos a saber si estás embarazada sin test. En ocasiones, el sentir olores un poco más fuertes también puede ser otro de los indicadores, aunque no siempre aparece durante las primeras semanas. Si tienes más ganas de ir al baño, un cansancio inexplicable y ciertos pinchazos en el bajo vientre, entonces ya son señales más acusadas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.