Cómo saber si tienes un aborto espontáneo o menstruación

Aborto espontáneo o menstruación

Hay muchas mujeres que experimentan un sangrado vaginal de forma puntual y que coincide con el día de su menstruación. Ante este tipo de coincidencia puede que sea el día que tiene la regla o están sufriendo un aborto espontáneo, y dónde la mujer puede que desconozca su origen.

Si la mujer sabe que estaba embarazada o estaba esperando un hijo, puede que no de cabida a lo que está sucediendo. Lo mejor es acudir a un médico para que se soliciten una serie de pruebas y así esclarecer si el sangrado se ha producido por un caso u otro.

¿Cómo poder conocer si ha sido un aborto espontáneo?

El aborto siempre va acompañado por la pérdida del embrión cuando se ha gestionado en un período de tiempo y se ha producido por diversas causas. Cuando sucede puede que tan solo sea tan natural como la menstruación y la mujer no se dé cuenta de lo que ha sucedido.

Generalmente suele mostrarse con un gran sangrado abundante, con coágulos sospechosos e incluso con dolores que remiten a cólicos. En estos casos se suele remitir el caso a un médico y podrá manejar el dolor con algún medicamento.

Conocer si se ha tenido un aborto puede ser bastante frustrante, sobre todo si se está buscando tener descendencia y no se conoce si se ha producido el implante y como consecuencia un aborto. Hay mujeres que pueden llegar a tener abortos recurrentes y ante este tipo de hecho hay que tomar algún tipo de medida.

Aborto espontáneo o menstruación

El sangrado de implantación

Aparece otro tipo de duda, y es que cuando se manifiesta el sangrado vaginal puede que se esté produciendo un sangrado de implantación. Este suceso ocurre cuando la mujer se ha quedado embarazada.

Durante este proceso se ha producido la fecundación del óvulo y el espermatozoide y dónde el embrión se ha quedado implantado en la pared interna del útero. A partir de este momento se producen una serie de cambios y dónde se produce un pequeño sangrado.

Este flujo puede ser mucho más suave y escaso, con un toque rosado a rojo-marrón y dónde su duración apenas dura unos días. En comparación con la menstruación, su duración varía de 4 a 7 días.

Para poder esclarecer este hecho, la mejor prueba es un test de embarazo. Si el resultado es negativo, puede que se trate de la menstruación, pero si el resultado es positivo, se podrá consolidar como un embarazo.

Hay que estar alerta con el tipo de sangrado, porque si la prueba es positiva y hay más sangrado de lo habitual, puede que se trate de un embarazo ectópico, pero para ello lo ha de determinar un especialista. Pero, ¿Qué ocurre cuando la prueba es negativa y ante la sospecha se piensa que puede llegar a ser un aborto?

Diferencias entre un aborto y una menstruación

Una menstruación se presenta con un sangrado marrón rojizo con pequeños coágulos. La cantidad puede ser absorbida con total normalidad por un tampón o toallita sanitaria. Puede ir acompañado de dolores y calambres típicos e incluso molestias en muslos y espalda.

Aborto espontáneo o menstruación

El aborto se presenta con un sangrado marrón que se torna a lo largo de los días siguientes en un tono rosa a rojo vivo. Los coágulos pueden llegar a ser grandes e incluso algunos pueden presentar tonos de color ceniza, debido al saco amniótico. El sangrado puede ser abundante y dónde las toallitas o tampones no puedan contener con normalidad su cantidad. Se puede acompañar de un dolor grande e intenso, incluso pueden aparecer cólicos. En algunos casos se suele presentar fiebre debido a la inflación que lo ocasiona.

¿Cómo identificar la causa?

El médico ante una sospecha puede realizar una prueba de embarazo. Si el test es negativo se puede realizar una analítica de sangre para evaluar los valores beta hCG. Si los valores son iguales o inferiores a 5 mIU/ ml es probable que no exista ni haya existido un embarazo.

Por otro lado, se puede realizar una prueba de ultrasonido, para intentar obtener una imagen de la parte interior del útero y poder analizar si hay algún tipo de estructura o incidencia en las trompas de Falopio o en los ovarios.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.