Cómo saber si un adolescente padece un trastorno mental

Trastorno mental

Según todos intentamos que nuestros hijos cuiden de su salud en general, no podemos descuidar la salud mental. Porque en ocasiones no les prestamos especial atención y cuando nos damos cuenta, puede ser un poco tarde. Según ciertos estudios uno de cada cinco adolescentes padece un trastorno mental.

Parece que la estimación es más elevada de lo que nos gustaría escuchar. Los cambios en la adolescencia siempre pueden acarrear ciertos problemas para los jóvenes de ahí que debemos estar siempre alerta a todas las señales. Hoy descubrirás cuáles son las más frecuentes y los problemas que puede haber tras ellas.

Señales de alerta más comunes para averiguar su hay un trastorno mental

Los adolescentes ya no quieren ser controlados a cada paso, pero aún así, debemos concentrar todos nuestros sentidos en detectar todas las señales que nos puedan informar de un problema mayor.

Trastornos del sueño

Es una de las señales más repetidas, pero siempre y cuando no haya algún otro motivo significativo. En algunos casos es el insomnio quien hace su aparición, pero en otros, también el dormir de manera excesiva puede estar siendo el mejor indicador para que salten las alarmas cuando antes no era una conducta habitual.

Desinterés por sus hobbies

Lo que antes le apasionaba, ahora ya no. Es más, si se le pregunta responderá de malas maneras porque sabe que ese desinterés está provocado por algo más. Dejar de lado lo que antes disfrutaba, puede ser sinónimo de un estado de tristeza que puede desencadenar en un problema mayor.

Factores de riesgo que terminan en trastornos mentales

Rendimiento académico bajo

En este caso sucede como el anterior que acabamos de mencionar. Es decir, que se trata de un cambio inesperado. Cuando todo iba bien, ahora tampoco le presta atención a las clases y menos a realizar sus tareas básicas. Por lo que se verá reflejado tanto en las notas como en su comportamiento.

Cambios en su alimentación

Como el trastorno mental puede ser procedente de diversas causas, también esos cambios en su alimentación, la pérdida de apetito sobre todo, es otro de los indicadores. Quizás porque va unido a problemas base pero también a un estado de ánimo y a una autoestima baja.

Irritabilidad

La gran mayoría de los adolescentes suelen estar un poco más irritables. Porque esos cambios que van sintiendo también hacen que se parte de un proceso que a veces ni ellos entienden. Pero cuando se vuelve algo demasiado brusco y habitual cada día, entonces también lo consideramos como señal de alerta.

Cuáles son los problemas a los que nos derivan las señales

Los problemas mayores o trastornos y enfermedades a las que se pueden enfrentar son las siguientes:

La depresión

Si llegamos a este punto entonces hablamos de una condición de tipo grave. De ahí que siempre es conveniente prestar atención a las señales previas. El aislamiento, la tristeza y los llantos se apoderarán del joven. Llegando a términos más complicados de no querer estar con sus amigos, de no retomar sus aficiones o incluso de auto-lastimarse.

Señales de alerta ante un trastorno mental

Trastornos de ansiedad

Es de los más frecuentes y dentro de ellos nos encontraremos con la ansiedad generalizada, con fobia social, con agorafobia, etc. Se puede presentar de muchas maneras, pero la gran mayoría de las mismas nos deja son miedos, inquietudes, nerviosismo y hasta sensación de ahogo y opresión en el pecho.

Los trastornos por conducta

Los más habituales son por un lado la hiperactividad y por otro, el déficit de atención. Dos de los más habituales entre los jóvenes y por ello, dos de los motivos de consulta en los últimos años.

Consumo de sustancias

Tampoco podíamos dejar este punto a un lado, porque es habitual tener que enfrentarnos a él, por desgracia. Ya que en ocasiones no solo aparece el alcohol o el tabaco sino también problemas con diferentes tipos de sustancias. También lo notaremos por sus cambios de actitud y de humor en general.

Los factores de riesgo más frecuentes

Es cierto que no se puede generalizar pero sí que hay una serie de factores que pueden considerarse de riesgo para que aparezcan los trastornos mentales en los jóvenes:

  • Problemas en los estudios.
  • Complicadas situaciones en el ámbito familiar.
  • Poca relación con sus compañeros y pocos amigos en general.
  • No ser valorado por tu entorno.
  • Situaciones traumáticas que sean puntuales.

Siempre debemos estar alerta y ante cualquier cambio mencionado, debemos consultarlo con nuestro médico de confianza para poder tratarlo antes de que sea tarde.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.