¿Cómo saber si un niño es kinestésico?

Niño kinestésico

Un niño kinestésico es el perfil que se está aplicando a niños cuya forma o manera de aprendizaje no tiene que ver hasta ahora como la forma que conocemos. Estos niños interiorizan mucho más en su aprendizaje y necesitan de su tacto y otras habilidades para poder aprovechar el conocimiento.

Hay muchas formas de aprendizaje y aunque tengamos hijos educados bajo el mismo techo con la misma ideas y disciplinas, podrás observar que cada uno es diferente. Unos niños emplean su lado visual para aprender, otros la parte auditiva y otros tienen la necesidad de emplear casi todos los sentidos para poder adquirir conocimientos.

¿Qué es un niño kinestésico?

Estos niños necesitan una forma especial de analizar y aprender del mundo de manera distinta. Si te fijas en su manera de estudiar todo lo que les rodea observarás que les gusta vivir cada instante con ayuda de todos sus sentidos, incluido el tacto.

Memorizan mucho mejor las cosas cuando lo han vivido con todos sus sentidos, cuando saborean y disfrutan de manera intensa los alimentos e incluso tocándolo todo con sus manos y su cuerpo. Necesitan usar la memoria muscular para que no se les olvide lo aprendido, pero también son más lentos para memorizar.

Un niño kinestésico le gusta moverse y poder relacionarse con todo lo asociado con el movimiento. Sus mejores actividades serán bailar, cantar, correr, el teatro, tocar un instrumento y todo lo relacionado con el lenguaje corporal.

Necesita estar involucrado con su cuerpo para aprender a través de las sensaciones corporales. Necesita tocar, hacerlo con cariño y sobre todo gesticular. Es por ello que se queda con lo aprendido a través del recuerdo, sin llegar a quedarse con algunos detalles. Pero no significa que sean niños con menos inteligencia, sino que aprenden de forma distinta utilizando su cuerpo para involucrarse personalmente.

Niño kinestésico

¿Qué diferencia hay con otros métodos de aprendizaje?

A diferencia en la forma de aprender de otros niños encontramos el aprendizaje auditivo en aquellos que prefieren oír a sus profesores y prestar atención a lo que dicen. El sentido del oído es lo que más se utiliza, las personas les gustan escuchar y explicar sus habilidades a través del habla.

Las personas con aprendizaje visual utilizan el sentido de la vista para aprender y tener mejor conocimiento. Recuerdan mucho mejor lo que vieron o leyeron, que lo que está escrito. Es por ello que les gusta observar vídeos, imágenes y la televisión. Para poder hablar o explicar algo mueven mucho los ojos hacia arriba.

Rasgos que definen a un niño kinestésico

Estos niños memorizan o recuerdan la información a través de la “memoria muscular”. Para poder dar rienda suelta a su imaginación necesitan volver a recordarlo a través de movimiento, es por ello que utiliza su cuerpo y brazos para poder expresarse. Cuando se trata de utilizar el lenguaje visual o auditivo no participa en la sesión, ya que se aburre.

El perfil de esta persona es muy bajo, tan solo un 5% de la población manifiesta esta forma de aprendizaje y es por ello que no terminan de encajar muy bien. Los niños con esta peculiaridad necesitan recibir la información de manera distinta, si deben de usar la lectura, los libros han de ser usados y conectados con el movimiento.

Niño kinestésico

No pueden estar inactivos, siempre necesitan moverse y hacer actividades para poder memorizar a través de lecciones contadas. Les gusta mucho el arte como hemos definido anteriormente, también realizar infinidades manualidades dónde usan sus manos.

Por lo general estos niños no tienen la facilidad de aprender en el colegio como el resto de los niños. Suelen sacar calificaciones mucho más bajas ya que se distraen constantemente a la hora de hacer un ejercicio o cualquier tarea. Es bueno intentar investigar la forma en que se presenta su forma de aprendizaje.

Como consejo es bueno hacer unos pequeños cambios en su vida, ayudarlo en aprender las cosas a su manera, o cambiar los objetos y prendas que lo rodean. Hacer cambios en su cuarto, buscar colores, rodearlo de almohadas y ponerle música. También busca todas aquellas actividades que se adapten a su estilo de aprendizaje para que siempre esté motivado y pueda alcanzar sus objetivos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.