Cómo sacar espinillas

Cómo sacar espinillas

Las espinillas, comedones o granos aparecen en la piel por la obstrucción de los folículos pilosos. Es muy habitual su aparición en la etapa de la pubertad, dado a su gran aumento hormonal y sus cambios físicos. Pero también es habitual verlo en personas en edad adulta debido a procesos hormonales derivados a sus cambios físicos.

Forman parte del temido acné, un trastorno de la piel que tiene la forma de puntos blancos o puntos negros. Se producen cuando el sebo que contiene la piel y el cabello, o las células madres taponan estos folículos capilares. Las bacterias que se encuentran dentro y ya bloqueadas hacen que se produzca una inflamación y posteriormente una infección, generando una espinilla en mayor o menor medida.

¿Cómo pueden ser estas espinillas?

La apariencia de estos bultos son mucho más molestos cuando aparecen en el rostro. Puede aparecer en forma de bulto rojizo que duele cuando te lo tocas, o puede ser una espinilla enterrada. Son las llamadas espinillas ciegas o quistes de acné, ya que son duros y les cuesta asomar su infección con un punto blanco. Además son mucho más dolorosos y grandes que las espinillas comunes.

Una espinilla por regla general suele ser un gran punto negro o un pequeño o gran bulto con un pequeño punto blanco dónde generalmente se le denomina como ‘cabeza’. Teniendo  en cuenta que aparece este punto blanco, puede llegar a ser más vulnerable a ser quitado.

Artículo relacionado:
Descubre que es el bacné y cómo tratarlo

El peligro de quitarse espinillas

Hay personas que tienden a tener mucho acné en el rostro. Muchas de ellas son adictas a su extracción y otras tan solo lo hacen de forma esporádica porque lo merece. Hay que puntualizar que hay muchas posibilidades de provocar una herida al hacer su extracción. De ahí que se cree una infección al romper la barrera cutánea y entren muchas más bacterias. En muchas de las ocasiones es mejor contar hasta diez y tener que controlarte.

Cómo sacar espinillas

¿Cómo sacar espinillas?

Si quieres limpiarte la cara de las dichosas espinillas debes de hacerlo con las medidas necesarias para que no pueda repercutir en posibles infecciones posteriores.  Puedes hacerlo de forma manual o con artilugios que trabajan para extraer los granos.

  • Como primer paso debes de limpiar la cara, si quieres puedes comenzar con un exfoliante suave y frotar con la yema de los dedos con delicadeza. Si no usar un exfoliante puedes utilizar un jabón especial para rostros. Sécate la cara con pequeños toques o palmadas.
  • A continuación, utiliza la técnica del vapor para poder dilatar los poros y facilitar la extracción de las espinillas. Para ello puedes darte un baño con agua caliente de 20 minutos, o te puedes colocar una toalla húmeda caliente durante 5 minutos. Otro método es darte otro tipo de baño de vapor, en el cuál tendrás que colocar el rostro sobre un cuenco de agua hirviendo y dejando que actúe el vapor de 5 a 10 minutos para que se reblandezcan los poros.
  • Lávate las manos y antes de proceder a la extracción desinfecta la cara con algún tipo de solución que contenga alcohol. Los utensilios que también vayas a utilizar deben de estar limpios y esterilizados.

Cómo sacar espinillas

  • Para poder quitar las espinillas puedes utilizar un trozo de tela suave o papel para no dejar marcas con las uñas o dedos. Hay que apretar suavemente, pero no pellizcar. Si no sale no insistas, pues puedes empeorar el estado del grano. Si ha salido la espinilla tienes que desinfectar la zona para limpiar las bacterias.
  • Los utensilios que puedes utilizar también son útiles para poder extraer sin dejar marcas. Se llama lanceta, dónde tiene una parte afilada para atravesar el punto blanco y abrirlo. Después puedes utilizar la parte del aro para extraer el centro de la espinilla, moviéndola de lado a lado.

Es importante que durante el proceso haya la mejor limpieza y desinfección posible. Después de extraer el acné tienen que desinfectar todas las zonas y no volver a cubrirlos durante horas con maquillaje. Todos los días hay que tener un rostro limpio con jabones y geles neutros para limpiar los poros.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.