Cómo se cuida a un niño

Cuidar de un niño

Aunque pueda parecer algo sencillo, no siempre es fácil saber cómo se cuida a un niño. No es cuestión de ser más o menos maternal o de tener un gran instinto. Es que cuidar de una persona, tener la responsabilidad de la educación y crianza de un pequeño, supone un gran ejercicio de madurez. Por ello, si tienes dudas en cuanto al cuidado de un niño, lo mejor siempre es buscar ayuda.

Los niños tienen muchas necesidades pero para cuidarlos, lo primero que debes saber es que necesita mucha atención. No solo estar pendiente de que no les pase nada o de que coman bien. Los niños, lo que más demandan es que hables con ellos, que juegues a lo que les gusta, que les hagas reír y sentirse protegidos. Eso es lo primero que debes saber en cuanto a cómo se cuida a un niño.

Cómo se cuida a un niño, todo lo que debes saber

Cuidar a los niños

Si no tienes hijos o hermanos pequeños, sobrinos o pequeños que te hayan podido servir de ejemplo, es natural que no tengas claro cómo se cuida de un niño. Lo primero de todo es adaptarse a su edad, porque no es lo mismo cuidar de un bebé, que de un niño de 6 o 7 años con cierta autonomía. En cualquier caso, estar atenta a todo lo que puedan necesitar y velar por su seguridad es lo más importante.

Estos son algunos puntos clave que te ayudarán a la hora de aprender a cómo se cuida de un niño.

  1. Cubre sus necesidades según su edad. Si vas a cuidar de un bebé, tendrás que procurar que pueda dormir sus siestas, porque los niños pequeños necesitan un descanso cada cierto tiempo. Los niños más mayores tienen mucha energía y tendrás que ayudarlos para que se relajen después de comer, aunque no hagan siesta.
  2. Atenta todo el tiempo. Aunque parezca un tópico, un segundo basta para que ocurra un accidente. La lección más importante sobre cómo se cuida a un niño es, no los pierdas de vista ni un segundo. Eso sí, dejando su espacio para que puedan jugar, explorar y desarrollar sus capacidades.
  3. Evita los accidentes. Con los niños nunca se sabe, cualquier cosa puede convertirse en peligrosa para ellos. Sin embargo, hay cosas que de entrada ya se ve que no son buena idea. Retira todo lo que se pueda romper, como los objetos de cristal, las figuras delicadas o los muebles con esquina puntiagudas.
  4. Sé firme con tus decisiones. No hay nada peor para la educación de los niños que la contradicción. Es decir, si hay algo que no se puede hacer, no cedas por muy insistente que se pongan. Las normas son esenciales para la educación de los niños, así como los límites que pueden o no sobrepasar.
  5. Ten mucha paciencia. También es esencial ser muy paciente y empática con los niños. Los pequeños están empezando a descubrir el mundo, las normas, las reglas y no siempre es fácil para ellos comprenderlas. Sé firme pero sin dejar de ser paciente, evita los gritos y los enfados para que adquieran lecciones fundamentales para su vida.
  6. Escucha a los niños. Ellos también tienen cosas que decir y si se les escucha, pueden aportar grandes lecciones a los mayores. Ten en cuenta la opinión de los niños, deja que se expliquen como puedan, que busquen la manera de comunicarse y hacerse entender. Para ello, será esencial que vean que los tienes en cuenta y que lo que ellos tienen que decir, también es importante.

Educa en valores

No pierdas la oportunidad de enseñarles valores a los niños, ya sean tus hijos o un niño que vas a cuidar. Valores como la solidaridad, la empatía, el amor por la familia o la educación, son fundamentales para que los pequeños crezcan con capacidades sociales apropiadas. Aunque solo vayas a estar un rato con el niño, cualquier valor y enseñanza que puedas aportar para su vida será de gran valor.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.