Cómo se expulsa un hematoma en el embarazo

expulsar-hematoma-embarazo

Un hematoma en el embarazo es algo bastante frecuente, en especial durante el primer trimestre del embarazo. El mismo se detecta en la primera ecografía y es importante seguir las recomendaciones del médico para disolverlo. Realizando el seguimiento adecuado, puedes saber cómo se expulsa un hematoma en el embarazo para evitar riesgos en el desarrollo del mismo.

Un hematoma intrauterino se produce por la acumulación de sangre dentro de la cavidad uterina. Esto sucede durante el proceso de gestación y es frecuente que aparezcan durante el primer trimestre. Los mismos pueden dar lugar a un sangrado vaginal y, dependiendo del tamaño y la configuración, el tratamiento que habrá que realizar.

Causas de un hematoma en el embarazo

La acumulación de sangre en el embarazo siempre genera temor. Sin embargo, los hematomas intrauterinos son algo frecuentes, en especial durante el primer trimestre. Algunos se absorben solos con los cuidados adecuados pero en otros casos es preciso realizar un completo seguimiento pues se considera que se trata de un embarazo de alto.

expulsar-hematoma-embarazo

También conocidos como hematomas interdeciduotrofoblásticos, se trata de coágulos de sangre que se acumulan entre la placenta o el tejido coriónico y el revestimiento interno del útero. La aparición de hematomas se asocia a la implantación del embrión ya que por lo general se situán en esa zona. Cuando se produce la implantación se vería afectado el endometrio y la lesión que se provoca podría derivar en sangre acumulada. Hay diferentes tipos de hematomas que veremos a continuación pero lo importante al detectar la aparición de uno es realizar un control adecuado para así controlar el desarrollo del mismo. En muchos casos -la mayoría, por cierto- los hematomas son reabsorbidos de manera natural con sólo hacer reposo. Y el embarazo entonces continua de manera normal.

Sin embargo, hay casos en los que los hematomas pueden afectar el desarrollo fetal si son muy grandes dado que pueden empujar al embrión. Los hematomas pueden llegar incluso a provocar un aborto espontáneo. Por eso es importante detectarlos a tiempo para así realizar el tratamiento según el caso. En muchas ocasiones, los hematomas son detectados en las primeras ecografías pero en otros los síntomas aparecen con un sangrado vaginal. En ese caso, es preciso realizar una consulta inmediata.

Causas de un hematoma en el embarazo

Si bien la causa de la aparición de hematomas en el embarazo es desconocida, se sabe que inciden ciertos aspectos como:

  • Malos hábitos como el tabaco o el alcohol
  • Lesiones abdominales previas
  • Placenta previa
  • Hipertensión o preclampsia
  • Haber tenido varios embarazos
  • Mujeres mayores de 38-40 años
Artículo relacionado:
¿Se puede estar embarazada y tener la regla?

Más allá de las causas, es importante saber el tipo para así saber cómo se expulsa un hematoma en el embarazo y realizar el tratamiento indicado. De acuerdo a su localización entre las distintas capas de tejido, se los puede clasificar en:

  • hematomas retroplacentarios: aparecen entre la placenta y el endometrio y están vinculados al desprendimiento de placenta. Es común que aparezca un sangrado a partir de la semana 28 y este tipo de hematoma puede derivar en un aborto o parto prematuro.
  • hematomas subcoriónicos: son hematomas que se forman en el interior de la cavidad endometrial en las primeras semanas de embarazo. Si bien hay riesgo de aborto, por lo general evolucionan de manera favorable.
  • hematomas supracervicales: se suelen eliminar por la vagina y son los de mejor pronóstico por el lugar en el que están ubicados.

Expulsar un hematoma

El tamaño y ubicación son claves a la hora de realizar el tratamiento para expulsar un hematoma en el embarazo. En el caso de los hematomas pequeños, por lo general se reabsorben de manera espontánea con reposo recomendado por el médico. Si se trata de hematomas que crecen, hay que realizar un seguimiento estricto y al mismo tiempo realizar un tratamiento que puede incluir:

  • Reposo absoluto
  • No practicar relaciones sexuales
  • Óvulos de progesterona

Los hematomas suelen mejorar a medida que avanza la gestación, por lo que con los cuidados adecuados es posible que los mismos se vuelvan una amenaza cada vez menor.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)