Cómo se juega al escondite

jugar al escondite

¿No sabes cómo se juega al escondite? Es uno de los juegos de la infancia por excelencia. Seguro que tanto tú como tus padres también solíais pasar las tardes entretenidos con una idea como esta. Pues bien, es el momento de que el legado también llegue a tus hijos. Porque los juegos y la diversión siempre tienen que estar presentes en sus vidas.

Pero sobre todo cuando se trata de ideas tan especiales como estas, lejos de pantallas y disfrutando del aire libre (aunque también puede realizarse en casa, como bien sabrás). Te damos todas las pautas para hacer que una aburrida tarde se convierta en un momento muy especial. ¿Quieres saber cómo?

Cómo se juega al escondite: la elección del que busca

Es un juego perfecto para varios jugadores. Lo cierto es que cuantos más, mucho mejor. Pero aún así se puede llevar a cabo con solo tres personas. En primer lugar, lo que se debe hacer es elegir al jugador que busque. Para ello puede hacerse a través de diversos medios como la elección entre todos o a través de adivinar un número, etc. No importa cuál sea porque después de uno siempre le seguirá otro, así que se irán intercambiando los puestos a medida que el juego avanza. El elegido será el que deba taparse los ojos y empezar a contar. Puede contarse hasta 10, hasta 20 o lo que se haya decidido.

Reglas en los juegos infantiles

Poner unas normas o límites

Además de la elección del jugador que ‘panda’, también es el momento de establecer una serie de normas o límites en el juego. Entre ellos puede ser la distancia a la hora de esconderse o similar, para que no haya problemas ni discusiones cuando el juego comience. Tal y como vemos, no se trata de un juego cerrado sino que cada uno lo puede ir amoldando a su gusto o al gusto del grupo en general. Puestas las normas, entonces ya se puede dar el pistoletazo de salida al juego en sí.

Un jugador se pone cara a la pared y el resto se esconde

La pared será la denominada ‘casa’. Por lo que podemos decir que es el punto de partida del juego. Es allí donde un jugador se tapa los ojos o se pone de cara a dicha pared y comienza a contar. No debe hacer trampas ni mirar hacia donde van los demás jugadores. Estos se irán escondiendo lo mejor posible para no ser descubiertos a la primera. Cuando el que cuenta ya ha terminado dirá: ‘Ya’ o ‘Voy’. Esto indica que los demás tienen que estar a buen resguardo para evitar que los vea.

Descubrir los escondites

El jugador que ha contado, sale en la búsqueda del resto. Tiene que intentar encontrarlos y si así lo hace, volver corriendo hacia el lugar de partida y allí, gritar el nombre del descubierto. Una variante es tocar al jugador como descubierto. Pero ya decimos que cada uno puede hacer las variaciones precisas. Si uno de los jugadores quiere salvarse, entonces tendrá que aprovechar un momento de descuido, salir corriendo e ir hacia la ‘casa’ sin que llegue ante ningún otro. ¡Allí estará a salvo y habrá ganado!

Beneficios de los juegos infantiles

Claro que cuando hay muchos jugadores, puede que cualquier despiste por parte del niño que había contado, puede ser bastante perjudicial. Porque comenzarán a salir los demás hacia la casa y el que pierda realmente será el que comenzó el juego. Quien llegue de último será el próximo en contar cuando se inicie un nuevo juego. ¡Así de sencillo!

Beneficios de jugar al escondite

Ahora que ya sabemos cuáles son los pasos que hay que dar para poder jugar al escondite, no nos podíamos marchar sin mencionar los grandes beneficios que tiene. Porque sin duda, se ha convertido en un juego estrella a lo largo de varias generaciones. Esto es porque gracias a él también se trabaja la seguridad, la creatividad así como la velocidad cuando quieren llegar a la casa antes que el resto. Pero sobre todo, la toma de decisiones en el momento correcto. Aunque tanto la autoestima como los lazos afectivos también estarán presentes en él. ¿Juegas con tus hijos al escondite?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.