Cómo se puede comportar tu hijo cuando llegue el bebé

hermano mayor

Es posible que estés embarazada pero que ya tengas un hijo que no sepas cuál puede ser su reacción cuando llegues a casa con el bebé. Tu hijo puede reaccionar de muchas formas diferentes pero será necesario que estés preparada para cualquier comportamiento para que no le des más importancia de la que tenga. Piensa que igual que tú y tu pareja necesitaréis tiempo para poder conocer al bebé, a tu hijo le pasará igual.

Los hermanos mayores pueden comportarse de forma diferente, pueden estar emocionados, cariñosos y feliz hacia el bebé o por el contrario ignorarlo, fingir que todo es normal y que no siente ningún malestar (cuando es obvio que está afectado).

Para saber cómo se puede sentir tu hijo puedes hacer un ejercicio, responde a esta pregunta de forma totalmente sincera: ¿cómo te sentirías si tu pareja llevase a casa a vivir con vosotros un nuevo mejor amigo al que no conoces? Imagina que tu pareja pasa todo el tiempo con esa persona y le presta más atención que a ti y te dice que debes llevarte bien con esa persona aunque no te guste mucho.

Probablemente sólo de imaginarte la situación anterior te sientas algo molesta, es normal y así se siente tu hijo también. Ahora imagina que ese nuevo amigo ha tenido a tu pareja despierta toda la noche y que por culpa de eso al día siguiente estaba de mal humor e irritado contigo.  ¿Te das cuenta cómo puede sentir tu hijo la llegada del bebé? Es posible que esto lo notes en tu hijo los primeros meses .

¿Cómo vas a notar este sentimiento en tu hijo? Se puede manifestar en diferentes formas:

  • Con pesadillas u otras alteraciones del sueño (sobre todo si la madre se queda en el hospital o si el bebé duerme con los padres).
  • Con regresiones a etapas del desarrollo anteriores para que sus padres les preste más atención, se comportan como un bebé.
  • Se muestra triste, enfadado, con celos, agresivo e incluso con ira.

Todo esto es normal y será algo temporal, deberéis tener en cuenta que el pequeño os necesita y deberéis prestarle la misma atención e incluso un poquito más para que no se sienta desplazado en ningún momento. Recuerda que el refuerzo positivo es el adecuado.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *