Cómo se trata el trastorno bipolar en niños

trastorno bipolar en niños

El trastorno bipolar en niños actúa de igual forma que en los adultos. Son niños que se emocionan o se irritan con gran facilidad, sus estados emocionales varían por encima de la media de los demás niños y eso afecta a su estado de ánimo tanto en la escuela como en el hogar.

Su diagnóstico puede llegar a ser un desafío porque otras de las afecciones mentales que pueden existir en los niños se crean conjuntamente con este trastorno. Un especialista en salud mental determinará si el niño sufre este tipo de afección. Además, es conveniente esclarecer si  lo padece o no lo más pronto posible para una tratamiento temprano y eficaz, ya que demorarlo puede llegar a prevenir consecuencias graves.

¿Qué es el trastorno bipolar?

Aunque en la mayoría de los casos el trastorno bipolar se diagnostica en adolescentes y mayores, también los niños pueden sufrir esta grave enfermedad del cerebro. También se le asocia como una enfermedad maníaco-depresiva ya que los niños sufren de cambios inusuales de su estado de ánimo.

Estos cambios de humor se distinguen de altibajos normales porque son demasiado extremos. En la mayoría de los casos no provocados y sin causa aparente y van acompañados de cambios de energía, alteraciones en el sueño y no tener la capacidad de pensar con claridad.

trastorno bipolar en niños

Los niños que sufren de este trastorno bipolar suelen tener problemas de conducta y de sociabilidad con su entorno y familia. Puede coincidir con otros trastornos como depresión, déficit de atención con hiperactividad y ansiedad. Su diagnóstico asociado con otras alteraciones puede que sea complicada y su evaluación tiene que estar determinada por un especialista de salud mental bastante capacitado en la materia.

¿Cómo se trata este trastorno en los niños?

El trastorno bipolar se puede tratar para paliar sus síntomas, pero no existe una cura específica para combatirlo. Los niños tienen un tratamiento similar a la de un adulto y en su caso funciona con la toma de medicamentos. Se ha de proporcionar un plan de entrenamiento para poder estabilizar el estado de ánimo.

Cada niño puede responder de una manera diferente al tratamiento con medicación, a si que dependiendo de los síntomas puede llegar a recibir más de un tratamiento. En la mayoría de los casos se prescribe un medicamento ya valorado para intentar comprobar si es el adecuado o no.

trastorno bipolar en niños

Se comienza recetando dosis bajas que más adelante se pueda ir aumentando si se evalúan correctamente y no provoca efectos secundarios. En cualquiera de los casos, si el niño no responde bien no hay que dejarlo de golpe, porque puede llegar a empeorar los síntomas polares. En este caso un médico lo derivará  a una solución mucho más factible.

Por otro lado, existe la terapia dónde se implantará las clases de psicoterapia o terapia de “diálogo”. En este tratamiento deben de participar los niños y sus familias como punto clave para controlar los síntomas. Son terapias centradas en investigaciones para una correcta conducta cognitiva y se pueda ayudar a controlar el trastorno bipolar. En ellas se hará hincapié en saber manejar las emociones, en hacer rutinas y en participar para mejorar las relaciones sociales.

Como apoyo y palabras de algunos adolescentes que han pasado por este trastorno, hay que reseñar que es algo muy duro y a veces poco entendible. No obstante, hay que ser condescendiente con los niños cuando surgen sus primeros síntomas y hacer un diagnóstico eficaz para determinarlo. La mejor terapia que han llegado a buen término es seguir la medicación, tener una vida relajada y sin estrés. Comer, dormir bien y hacer ejercicio con regulación ayuda y son de gran apoyo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.