Cómo sobrevivir al confinamiento con adolescentes

Una de las etapas vitales más complicadas es la adolescencia, si a eso le añadimos la situación de no poder salir de casa, y tener que convivir con la autoridad la mezcla puede ser explosiva. Colegios de psicólogos y otros organismos nos están haciendo llegar algunas recomendaciones para padres y adolescentes para que estos 15 días en casa se conviertan en una oportunidad de conocerse y estrechar lazos.

Los expertos aconsejan que durante este confinamiento, si estamos con adolescentes todos tengamos paciencia, pero más aún los adultos, que debemos ser flexibles. Se trata de hacerles partícipe de las iniciativas. Hay que reforzarles con la idea de que es una batalla que ganaremos entre todas y todos.

El confinamiento para los adolescentes

adolescente

Para cualquier chica o chico joven los afectos con sus amigos centran su atención. Sin la posibilidad de ir al instituto y tener contacto directo con ellos las videoconferencias, grupos de whtasapp, chat y otras altyernativas tecnológicas son la opción. En la familia sed paciente con esto.

Podéis pactar unas reglas, hablar con otros padres y que durante un par de horas queden y charlen en exclusiva, y no que estén continuamente mandándose mensajes. Pero no podemos exigir lo que nosotros no hacemos, así que si queremos fomentar la comunicación también deberemos apagar nuestros móviles. 

La otra cuestión es mantenerles informados, hacerles partícipes de las opiniones de la casa, contemplar sus puntos de vista. Esta es la mejor manera de que se sientan integrados. Pero siempre con información veraz, no hay que dar credibilidad a las noticias que no tengan procedencia oficial, porque estas pueden crear más alarmismo.

Ellos y ellas pueden participar e iniciar las iniciativas colectivas que se están poniendo en marcha, como es el aplauso sanitario. Algunas de las redes de voluntariado que se están organizando no admiten a menores en ellas, ni siquiera para labores telemáticas, lo que puede provocarle frustración. Apóyale si de manera individual él o ella quiere iniciar una acción que no le ponga en riesgo.

Continuar y asumir responsabilidades

Enseñar tareas domésticas a los adolescentes

Sin la rutina diaria de las clases ni los proyectos de fin de semana, los adolescentes (y hasta los adultos) estamos perdidos. Hay que planificar cada una de las tareas, de una manera, flexible, que vamos a estar en confinamiento.

Los expertos siguen recomendando el uso del despertador y mantener los turnos de estudio. Los profesores y centros educativos han implementado las clases virtuales. Haz responsable a tu hijo o hija de acudir a ellas, de realizar sus tareas y proponerle ayuda. Se han organizado plataformas de profesores que de manera voluntaria están dando apoyo en distintas asignaturas.

También es una oportunidad para que compartan con sus hermanos y padres la responsabilidad de estar en casa, haciendo cosas en común. Compartir recetas, hacer la lista de la compra, hacer limpieza, ordenar la ropa, son cuestiones que se pueden hacer en común, o dejar libertad al adolescente para que nos sorprenda. Quizás tenemos un auténtico manitas o una auténtica manitas en casa y no le habíamos dado la oportunidad.

Conseguir que durante el confinamiento los adolescentes se muevan

subir escaleras

Moverse es una de las necesidades básicas de todo adolescente, ya sea haciendo deporte, bailando o practicando con la wii. Lo interesante es quemen energía, por mucho que insistan estar delante de una pantalla.

Sin caer en estereotipo de chicos y chicas buscad deportes o actividades que podáis hacer en casa, y compartidlo. Desde tablas de entrenamientos, subir las escaleras del edificio, coreografías, iniciación o continuidad de artes marciales, yoga, pilates…y muchas opciones que tienes en Internet.

Ten en cuenta que si en casa no sois muy deportistas podéis utilizar los recursos más cotidianos, como trasladar botellas de agua, de un lugar a otro, o levantar kilos de garbanzos y otros productos de la casa, como detergentes, hacer sentadillas cada hora….se trata de mantener una disciplina pactada con tiempo para su intimidad y también para compartir.

A pesar de todas estas recomendaciones es normal que haya momentos de desánimo, sensación de aislamiento y ansiedad entre los adolescentes ¡no nos vengamos abajo!


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.