Cómo tener un cambio familiar increíble

Cualquier momento del año es bueno para comenzar a mejorar y a tener un estilo de vida familia estupendo. Un cambio familiar es buena idea siempre que esos cambios sean para mejorar de una forma u otra. Por mucho que temas al esfuerzo, es bueno tener en cuenta que eres la única persona que puedes cambiar y tener mejores resultados. Éste es un poderoso mensaje que le puedes transmitir a tus hijos.

El tener todo un año por delante es como tener un bálsamo curativo de los errores cometidos en el año anterior. Para mirar qué cambios necesitáis como familia es buena idea mirar dentro de ti y no al mundo exterior, porque las respuestas están dentro de vuestros corazones. Permite tener cambios saludables en vuestras vidas para tener una vida mucho más saludable en todos los aspectos.

Todos podemos cambiar

Todos podemos cambiar si realmente queremos conseguir nuevos objetivos. Éste es otro poderoso mensaje que decir a los hijos para que sepan que son ellos quienes tienen el poder de sus vidas, y no los agentes externos. Esto es esencial para el crecimiento personal de cualquier persona, de cualquier edad.

El cambio general es el resultado de fuerzas externas, pero sobre todo, internas. El auto-cambio positivo es el hijo de la voluntad interior. Las lecciones de la transformación nos llegan a cada uno de nosotros en diferentes momentos a través de diferentes circunstancias. No evites el trabajo involucrado con el cambio o temas el proceso admitido como tedioso. Las revisiones correctas son nada menos que milagrosas.

Si quieres tener un cambio increíble en tu familia, entonces comienza a realizar estas mejoras en tu vida para que tus hijos vean en ti, todo un ejemplo de superación y bienestar físico y emocional. ¡La estabilidad en su salud mental depende en gran medida de cómo tú vidas la vida contigo mismo/a y en familia!

Define tus objetivos

Eres una persona multifacética con muchos compartimentos, algunos de los cuales aún no has descubierto. Define cada aspecto de ti. Tienes que preguntarte cosas como:

  • ¿Qué defiendo y qué quiero lograr?
  • ¿Por qué quiero esto?
  • ¿Cómo lo haré?
  • ¿Cuándo es mi momento perfecto para actuar frente a pararme?
  • ¿Dónde debo empezar a hacer modificaciones?

Definir tus razones es tu primer paso hacia el cambio positivo en tu vida y en tu familia.

Aprender que primero, siempre van los pasos pequeños

En general, da pasos más pequeños en todo lo que hagas. Si quieres reinventarte de la noche a la mañana y pensar que se puede hacer en un paso gigante… Estás por el camino equivocado. Un gran salto puede causar una gran caída. Todas las cosas estables vienen en pequeños pasos. Si encuentras que algo que estás tratando de lograr te está abrumando demasiado, intenta un paso más lento y cómodo. La tasa de cambio no es tan crucial como lo es el progreso constante y visible.

Cuando voluntariamente te quitas la concentración absoluta hacia un solo objetivo, puedes dar un paso atrás y ver una imagen realmente más grande de lo que tienes delante.

Celebra tus progresos

Puede que aún te quede un poco por recorrer, pero ya has recorrido un largo camino. Recompénsate por el progreso que has logrado hasta ahora: por los objetivos que has conseguido, por la disciplina que has demostrado, por el conocimiento que has adquirido.

Compara dónde estabas hace una década, hace un año, incluso hace un mes, con donde estás ahora. Recuerda que no puedes manifestar un futuro aún mejor sin celebrar los grandes logros de tu pasado.

Ten en cuenta a los demás

En realidad, las personas cuando piensan en mejorar solo piensan en su propio mundo “quiero, necesito”. En realidad, para hacer que un cambio sea más significativo puedes ampliar los objetivos de mejora.

Cuando voluntariamente te quitas la atención, puedes dar un paso atrás y ver una imagen más grande. Esto a su vez te otorga mayor sabiduría en cualquier situación. Adquiere el hábito de considerar no solo tus necesidades, sino también las necesidades del mundo que te rodea. Sé más amable, más gentil, más atento/a, porque un día necesitarás que le devuelvan tales virtudes.

Confía en tus posibilidades

Todos tenemos una cosa en nuestra mente que sabemos que debemos o queremos hacer, pero dudamos en hacerlo por el motivo que sea. Es posible que tengamos miedo del proceso o del resultado, pero esa vocecita en tu cabeza es persistente; nos puede molestar para terminar una relación, mudarnos a una nueva ubicación, escribir un libro, hacer esa llamada telefónica o tomar cualquier otra iniciativa que, de manera intuitiva, consideremos que es beneficiosa.

Este es el año para cumplir con eso que tienes en tu mente, no hay excusas… confía en tus posibilidades y demuestra a tus hijos de lo que eres capaz de hacer. ¿Y qué pasa si sale mal? Que aprenderás de los errores y crecerás como persona en todos los aspectos.

Piensa antes de actuar

Actuar sobre la emoción puede lastimarnos y lastimar a los demás. Hablar con ira o actuar sobre la desesperación dificulta los avances y la relación con los demás, y sobre todo con tus hijos.

Es importante que aprendas a dominar las emociones y a reflexionar sobre los efectos que tus posibles acciones podrían tener a corto y largo plazo. Anota tus pensamientos y vuelve a la conversación después de que te hayas calmado. Piensa antes de actuar y serás el mejor ejemplo para tus hijos.

Cuídate mejor

Si no te cuidas tú, ¿quién más lo hará por ti? Practica el cuidado extremo de tu cuerpo, mente y espíritu. La primera y más simple manera de aumentar tu auto-nutrición es eliminar las influencias negativas y agotadoras de tu vida diaria. Esto libera tu energía para atender tus propios deseos y mejoras. Tus hijos verán en ti un gran ejemplo de cuidado y crecimiento.

Crea, no destruyas

Somos lentos para crear, y rápidos para destruir. Mantener sagrado el principio de la creación es fundamental. Esto incluye no solo nuestro mundo natural, sino también las ideas y valores que otros han traído a la vida. No destruyas la estima de los demás, ni destruyas la esperanza ni sabotees el bienestar ni a nadie ni a nada. 

Da vida a relaciones, hábitos, pensamientos, proyectos… saludables, etc. Sostén la creación de las cosas más bellas y positivas durante todo el año.

Sé tú, sé auténtico/a

La mayoría de las personas sienten que deben encajar en un molde predeterminado para ser aceptadas por la sociedad. Bajo esta presión, es fácil olvidar que ya naciste siendo una obra de arte. No tienes que pintar un retrato completamente nuevo de ti mismo para ser reconocido o admirado por tus hijos… ¡Porque para ellos eres perfecto/a!

Confía en tu ser genuino, el que emana con facilidad desde el núcleo de tu ser. No te avergüences de quién eres realmente: tu marca registrada de risa, tus debilidades, tu propia capacidad, esa parte de tu cuerpo que desprecias. Ser único es una ventaja, porque su autenticidad es en realidad tu mejor herramienta de conquista.


Categorías

Cuidados

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.