¿Cómo tratar a los adolescentes de 13 años?

Muchos adolescentes de 13 años se preocupan por los cambios físicos de su cuerpo. Se muestran más sensibles de lo normal, reaccionan exageradamente y tienen frecuentes cambios de humor. Critican casi todo lo que les pasa y se vueven muy exigentes.

Si  identificas todo esto en tu hijo, no te preocupes. Todas estas actitudes son normales en los adolescentes de esta edad.

¿Qué puedes hacer para tratar con adolescentes de 13 años de forma positiva?

  • Habla con él de forma clara y directa, así podréis tratar todos los temas incluso los más delicados.
  • Pregúntale qué sabe y qué piensa sobre estos temas y, comparte con él sus ideas y sentimientos. Escucha lo que tiene que decirte y responde a sus preguntas de forma tranquila y natural.
  • Fomenta su autonomía y refuerza su autoestima.
  • Es importante que conozcas a sus amigos y compañeros de clase.
  • Muestra interés por sus actividades escolares y extraescolares.
  • Anímalo a tomar sus propias decisiones. Respétales, siempre que sea posible, aunque creas que son equivocadas. Equivocarse también forma parte del proceso de aprender y crecer. Ayúdale a aceptar las consecuencias de sus acciones sean positivas o negativas.
  • Establece de forma clara y precisa las metas y expectativas que esperas de él. Una opción es ponerlas por escrito para recordarlas siempre que sea necesario. También podéis firmar una especie de contrato. Es necesario que pongáis fechas  y procedimientos concretos para que sea más específico. Un ejemplo podría ser: limpiar mi cuarto todos los sábados por la mañana.
  • Necesitas saber siempre dónde está y si hay adultos presentes en ese lugar. Os podéis poner de acuerdo sobre cúando lo puedes llamar, dónde puedes encontrarlo y a qué hora esperas que regrese a casa.
  • Establecer normas claras para cuando esté solo en casa.

¿Cómo ayudarle a mantenerse saludable?

Animar a los adolescentes de 13 años a que realizen alguna actividad física siempre es una buena idea. Puedes sugerirle entrar en un equipo o animarle a practicar algún deporte individual que le guste. Las tareas domésticas, como sacar al perro a pasear o ayudar a aspirar el coche, también sirven para que se mantenga activo.

La hora de la comida es muy importante para las familias. Comer juntos ayuda a tu hijo a tomar mejores decisiones en cuanto a los alimentos que consume, a mantenerse en un peso saludable y fomenta el diálogo entre los miembros de tu familia.

Limita a no más de 1 o 2 horas al día el tiempo que tu hijo pasa frente al ordenador, con los videojuegos o delante del televisor.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos

Mamá orgullosa de un chico en plena adolescencia. Enamorada de la vida y la naturaleza. Amante de la literatura, la fotografía y la danza desde mi infancia. Autodidacta por naturaleza y con infinitud de proyectos con los que sueño despierta. Especializada en psicología infantil, mi profesión es mi pasión. Siempre me ha sorprendido la curiosidad de los niños por el descubrimiento y su potencial creativo.

2 comentarios

  1.   Mayumi Llapaco Mamani dijo

    Muchas gracias por la informacion .

    1.    Montse Armengol dijo

      A ti por leernos, un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.