Cómo tratar a los hijos de tu pareja

Cada vez hay una mayor diversidad en los modelos de familias. Existen parejas heterosexuales, homosexuales y familias monoparentales.

Es por esto que es bastante usual encontrar una pareja que tenga hijos de una relación anterior. Bien porque sea familia monoparental o por un divorcio. En estos casos tendrás que aprender a relacionarte con sus hijos e incluso a relacionarlos con los tuyos propios, para dar lugar a una nueva familia.

Pasos previos

Se supone que, si te planteas conocer y tratar a sus hijos, estás en el comienzo de algo serio, si no fuera así, más bien evitarías ese contacto.

Pero antes de lanzarnos a la conquista del corazón de los pequeños, tienes que evaluar muy bien la situación.

No puedes tratarles como si fueran tus hijos así por las buenas, por muy ideal que parezca. Primero hay que pensar en si tienen o no a su madre.

Si no tienen, porque tu pareja sea viudo o familia monoparental, puedes intentar darles la figura materna de la que carece, siempre y cuando su padre así lo desee. Eso será algo que debéis consensuar como pareja.

En caso de que sí cuenten con su madre, no puedes, ni debes pretender sustituirla. Lo ideal es tratar de complementarla, bajo las instrucciones de sus padres.

Rompiendo el hielo

Es importante el momento en que os conozcáis, la forma de romper el hielo, por eso es necesario que previamente te hayas informado de la situación en la que se hayan los niños. Debes intentar que la primera toma de contacto sea agradable, un refuerzo muy positivo a la hora de comenzar una relación familiar larga y próspera.

Es por ello recomendable que sea para los niños un lugar divertido o especial, en el que todos estéis seguros de que será un rato provechoso para todos. Cuanto más os divirtáis juntos, más reforzaréis los lazos de unión, creando nuevos vínculos familiares.

Ser la madrastra no es ser la mala

Es cierto que si tu situación es de una pareja que se ha divorciado, puede existir cierto roce entre su ex pareja y tú o incluso entre los niños y tú. Podría ser que, consciente o inconscientemente te culpen de la ruptura de los padres.

Si ese es tu caso, por difícil que sea la situación, procura tener una dosis extra de paciencia. Recuerda que no eres su madre, mantente en tu sitio. A veces por querer hacerlo bien, podemos molestar a la otra parte.

Cualquier paso en falso, una mala palabra o un mal gesto, podría echar a perder todo lo que has trabajado. No es nada fácil crear vínculos cuando hay roces y rencores de por medio, pero con paciencia y voluntad, todo es posible. El refuerzo positivo es tu mejor arma siempre la usas adecuadamente.

Los niños son más sabios de lo que parece y en ocasiones, por mucho que se les diga o se intente manipularlos, saben valorar el cariño y el verdadero apoyo que es lo que forma realmente los vínculos de una familia.

Estar a la altura de la mamá que no tenía

Si tu caso es que tu pareja era familia monoparental, todo puede ser más fácil en apariencia. Aunque la realidad es que se pueden plantear muchas dudas sobre las expectativas que tiene tu pareja sobre ti como madre. Esta es una de las cosas que debéis hablar en pareja y poner sobre la mesa antes de plantearos dar cualquier paso.

Relaciones entre hermanastros

Si tú ya tienes hijos propios, al igual que tu pareja, es muy importante procurar que también exista armonía en sus relaciones. No debemos olvidar que estamos intentando crear una nueva familia y eso es como armar un puzzle donde deben encajar perfectamente todas las piezas.

A la hora de tratar con ellos, es beneficioso que procuréis tratarlos como iguales, tanto tu pareja como tú. Si no, se podrían provocar problemas de celos y rivalidades que perjudicarían seriamente el equilibrio de los vínculos que pretendéis formar.

Es complicado mantener el equilibrio entre no ser su madre y tratarlos igual que a tus propios hijos, habrá momentos en los que sea imposible de conseguir, pero no desesperes. Como ya hemos dicho, ellos se dan cuenta del cariño y el apoyo que se pone en cuidar la relación. Más tarde o más temprano, acabarán por valorarlo.


Categorías

Consejos, Familia, Varios

Madre de una luz inspiradora, futura pedagoga, técnicamente decoradora, eterna escritora en la sombra, artesana, vocalista y compositora, aprendiz de todo, maestra de nada. Apasionada de los animales y de sus beneficios para el desarrollo emocional humano. Enamorada de la luz que existe en las buenas personas, de la educación, de la música y de la vida en general. Positivista in extremis, todo tiene un lado bueno y si no lo tiene, me encargo de crearlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.