Cómo tratar a un bebé hiperactivo

Cómo tratar a un bebé hiperactivo

Los indicios de que un niño sea hiperactivo pueden ser muchos, pero en realidad te hace ver otra verdad. Seguramente observes que el niño tiene un comportamiento muy activo, pero son otros los datos y características que determinarán si tu hijo tiene un problema de TDHA. La duda surge cuando hablamos de un bebé ¿Puede un bebé ser hiperactivo? ¿Se le puede tratar?

Los bebés tienen la asombrosa capacidad de estar en un momento de crecimiento físico y cognitivo. Hasta que no pasen algunos años no se le podría encajar como un niño hiperactivo y si acaso con un problema de TDHA.

¿Mi bebé es hiperactivo?

Un bebé desde que nace puede mostrar rasgos de un niño inquieto. Todavía no es tiempo para encajarlo en ningún tipo de personalidad, pero sí puede mostrar una personalidad movida e inquietante.

Aunque sean bastante movidos no hay que encasillarlos con ningún tipo de enfermedad, ni de trastorno neurológico. Son bebés que son inquietos y puede que su atención sea mucho más intensiva que las de otros niños.

¿Cómo pueden ser un bebé hiperactivo?

Es difícil encasillar a un bebé con este tipo de modalidad. Se puede llegar a tener la creencia de que el bebé es prácticamente nervioso y no se valore su agitación. Pero sí que pueden ser extremadamente inquietos, tienen cierto sobresalto por sus acciones y se puede demostrar con acciones como estas:

  • Generalmente estos bebés son mucho más movidos, se inquietan constantemente y se mueven muchas veces. Por lo general parecen ser mucho más nerviosos.
  • Cuando llega la hora de dormir suelen tener períodos de sueño cortos, duermen menos horas seguidas y tienen algunos despertares nocturnos.

Cómo tratar a un bebé hiperactivo

  • A la hora a ser amamantados o de ser alimentados suelen ser muy movidos, se llegan a distraer fácilmente.
  • Cuando comienzan a caminar suelen ser tan impulsivos que tropiezan constantemente.
  • A la hora de jugar suelen ser mucho más nerviosos e incluso llegan a crear juegos más destructivos.
  • Tienen un carácter fuerte y se les suele encasillar como cabezotas y tercos. Algunos suelen llegar a tener una tolerancia a la frustración baja y llegan incluso a sufrir cambios bruscos de humor.

Consejos para poder convivir con un bebé hiperactivo

Los padres serán quienes podrán ayudar a que el niño pueda paliar con este tipo de carácter. Lo primero que se tiene que crear son una rutinas y horarios en el día a día para que el niño tenga mucha más seguridad y le ayude a calmarse.

  • La actitud de los padres rige mucho sobre la educación. Si se les habla desde la tranquilidad, con un lenguaje pausada y calmado, a la larga influirá en su forma de actuar. Serán niños que no gritarán mucho ni se confrontarán con actitudes nerviosas.
  • Las actividades excitantes no están muy bien, parece ser que potencia mucho más su carácter. Para ello hay que evitar a tener juegos o movimientos muy activos antes de ir a dormir, será una forma de decirle que todavía continúa la juerga.

  • Cuando haya que alimentarlo intenta que sea en un sitio calmado, sin distracciones, para que el bebé sepa concentrarse y no se inquiete con lo que haya alrededor.
  • La tecnología no es buena, pero se pueden buscar juegos educativos y canciones muy relajantes con visualizaciones que le ayuden a calmarse.
  • Háblale desde el afecto y el cariño. Juega con él, porque el juego con alguien de su entorno le ayuda a calmarse. Cuando tengas que transmitir empatía y hablarle con cierta educación hazlo siempre bajo el respeto, no tengas la actitud de un padre inquieto por un padre o una madre que le saca de sus casillas. La amabilidad, el respeto y denotar que lo quieres con locura harán que esos buenos momentos se graben dentro de él.

En definitiva, son bebés que están aprendiendo a confrontar una nueva vida y pueden llegar a ser agotadores. Las mejores palabras que se pueden sugerir son “paciencia” y “optimismo”. Si se mantiene muchas de estos consejos a lo largo en el tiempo el niño crecerá feliz.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.