Cómo tratar el complejo de Edipo

Cómo tratar el complejo de Edipo

Hablamos de complejo de Edipo cuando el niño de entre los 3 y los 7 años siente una auténtica devoción por su madre y también una cierta rivalidad con el padre. El niño verbaliza que quiere casarse con su madre e incluso que su madre es sólo de él, mostrando posesión. Que los pequeños pasen por esta etapa es normal y lo habitual es dejarlo pasar sin más consecuencia, pero hay que tomar una serie de medidas para que realmente lo supere.

Tendrás que considerar esta etapa como algo normal por lo que no tienes que preocuparte demasiado, es muy importante que no te burles y que nunca entres en su juego de que eres suya. Siempre hay que marcar límites muy claros ante su comportamiento posesivo, pero siempre desde el amor y el cariño. Deberás tener momentos con tu pareja de intimidad y tu hijo tendrá que respetarlos y entenderlos como algo normal.

Cómo detectar el complejo de Edipo

Seguro que todo conocemos las típica “mamitis” que suelen experimentar los niños y las niñas. Es un caso dónde cualquiera de los dos sexos suele querer interactuar más de lo habitual con la madre o con el padre. Generalmente el “complejo de Edipo” es una fase mucho más aguda, dónde en este caso el niño varón crea ciertas actitudes que hay que intentar evitar.

¿En qué casos debemos de preocuparnos?

La “mamitis” o “papitis” está presente, pero en muchas de estar formas se suele interpretar de manera noble. La preocupación se extralimita cuando la admiración está exacerbada, tiene un amor obsesivo hacia la madre y compite con otros varones cercanos, generalmente con el padre. No son datos buenos, ya que pueden surgir sentimientos de odio y hostilidad y observa a su padre como un rival.

Cómo tratar el complejo de Edipo

De igual forma puede suceder cuando la niña observa a su madre en la misma sintonía descrita. En el caso de las niñas se suele denominar “complejo Electra”. ¿En qué momentos debemos preocuparnos?

  • Cuando tanto el padre o la madre se tienen que marchar y los niños lloran desconsoladamente.
  • Cuando se muestran actos de celos si observan que los padre interactúan en sí con muestras de cariño.
  • O cuando cualquiera de los dos sexos, en este caso los niños, no paran de decir que cuando sea mayor se casará con mamá, porque “mamá es mía”.

Aunque el complejo de Edipo se puede presentar desde los 3 a los 7 años. Será sobre los 5 años cuando el padre deje de ser una amenaza y empezará poco a poco a convertirse en un ejemplo para identificarse con lo que el padre representa.

Pero si ves que en tu hijo empieza a haber un comportamiento demasiado amoroso hacia la madre y con rechazo hacia el padre, primero deberéis tomarlo con tranquilidad. No olvidéis que es un proceso natural del desarrollo y que si pasa no habrá consecuencias mayores.

¿Cuándo se comienza y hasta cuándo se supera?

El niño o la niña puede comenzar a manifestar de manera intensa este complejo entre los 3 y 5 años aproximadamente. Cuando los niños ya alcanzan la edad entre 6 a 7 años se comienza a resolver de forma espontánea. A partir de aquí ya se sienten totalmente capacitados para renunciar al lugar que ocupan los padres. Incluso si los niños llegan a la pubertad ya comienzan sus hormonas y sus impulsos sexuales a querer dirigirlos hacia su ambiente social.

Cómo tratar el complejo de Edipo

¿Cómo se debe de actuar cuando se detecta el complejo de Edipo?

En ocasiones puede darse el caso que el niño tenga rabietas constantes y gritos ante el padre, que quiera dominar a la madre y tenga muchos celos, que tenga pesadillas, etc. En estos casos habrá que tratar el complejo de Edipo con calma y de la siguiente manera:

  • La paciencia es la que debe de reinar en estas situaciones, ayudará a que todo podamos superarlo de mejor manera, pero limitando ciertos comportamientos.
  • Cuando el niño actúe de esta forma no hay que ridiculizarlo. Tampoco hay que darle importancia a lo que hace, aunque resulte divertido o gracioso no hay que reírle sus actos.
  • No provocar nunca situaciones en la que el niño pueda incrementar sus celos, pero sí se le debe indicar que debe respetar la zona íntima de los padres, como, por ejemplo, el dormitorio.
  • Cuando el niño hable de “casarse con su madre” hay que explicarle que los niños no se casan con su madre, y además, su madre ya está casada con su padre. Cualquier comunicado debe de darse de forma relajada, con total cariño, hay que ayudarlo y no burlarse.
  • Fomentar momentos de ocio con el padre como fuente de diversión para que deje de verlo como un enemigo.
  • Nunca tendréis que burlaros, criticar o juzgar los comportamientos de vuestro hijo.
  • Evitar comportamientos de competición hacia la madre, ya que esto sólo agravaría el problema. Si se necesitan momentos de intimidad, hay que enseñarle a que debe de aceptarlo y respetarlo.
  • Si la pareja tiene alguna crisis existencial, dónde puede terminar en una separación, es importante hacer vere al niño que nada de lo que sucede es por su culpa. Los problemas están relacionados con los padres y el niño nunca se puede responsable como un rival.

Cómo tratar el complejo de Edipo

El complejo de Edipo o de Electra tiene sus consecuencias. Es algo natural que suele suceder en ese rango de edad y que se manifieste con un cambio de actitud y de conducta que no suele revertir en muchas consecuencias.

En muchos de estos casos el complejo de Edipo se resuelve de forma natural y suele ser pasajero. Si no se da importancia y no se aplica algunos de estos consejos, puede que en un futuro se puede provocar repercusiones en la actitud y desarrollo psicosexual del niño. Las futuras relaciones que pueda llegar a tener puede implicar en problemas serios para manejar una relación sana.

En estos casos también pueden estar presentes hermanos del mismo sexo que pueden comportarse de la misma forma y confrontar ciertas hostilidades entre ellos. No obstante, las indicaciones ser aplicarán para ambos niños. Ya verás que con estas indicaciones y con el tiempo, tu hijo volverá a sentir el mismo amor por ambos progenitores.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.