Compota de manzana para el bebé

Los bebés comienzan a tomar su papilla a partir de los 6 meses, es entonces cuando se comienza a incluir la fruta en su menú, sin embargo, hay especialistas que dan el permiso para tomar compota de manzana hacia los cuatro meses de edad, pues esta es una fruta ideal para iniciar la alimentación. La manzana es excelente en su digestión, elimina toxinas y favorece el intelecto, contiene fósforo, potasio, vitaminas B, E y C.

Aquí te indicamos una receta de compota de manzana muy rica y que seguro que le encantará a tu bebé si ya tiene la edad apropiada para tomarla.

Ingredientes:

-una manzana

-½ litro de agua

Preparación:

Corta la manzana en partes iguales y quita las semillas de la parte del centro. Deposítalas en un recipiente con agua y deja que las cubra. Si es necesario añade agua. No le quites la piel.

Pon el recipiente al fuego hasta que se hagan tiernas. A continuación quítales la piel.

La pulpa se puede pasar por la trituradora con un poco de agua de la cocción, de esta forma coge una textura adecuada. Contra más pequeño es el bebé, se ha de triturar más. Conforme vaya creciendo, hazla más espesa, incluso con el tiempo, solo necesitarás chaparla.

Esta es una receta muy sencilla y saludable, ideal para cualquier bebé, ya que la manzana es la primera fruta que el pediatra recomienda para que el estómago del bebé vaya procesando el alimento sólido. Más adelante, sobre los 6 o 7 meses, puedes añadirle un poco de yogur.

Más información- La fruta en la dieta del bebé

Fuente- La fruta en la dieta del bebé


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *