Comprende los reflejos de tu bebé

bebé que le cuesta dormir

La bienvenida al mundo de un recién nacido a menudo se describe como una de las más grandes bendiciones de la vida. Pero con este paquete de alegría inmensa también hay nerviosismo de los padres ante lo nuevo que ha llegado. Los bebés recién nacidos tienen una serie de reflejos que es necesario tener en cuenta para entender bien sus comportamientos. 

Debido a que los bebés recién nacidos tienen un control limitado sobre sus cuerpos, están equipados con habilidades de supervivencia temporales en forma de reflejos primitivos. Si tu bebé recién nacido te muestra estos reflejos en realidad significa que está sano. Estos reflejos primitivos desaparecerán al cabo de unos meses ya que sus cuerpos empiezan a desarrollarse y se ajustan al entorno.

Algunos reflejos comunes en los bebés recién nacidos

  • El reflejo de sobresalto o reflejo de moro. Este es un reflejo primitivo, un movimiento repentino o la sensación de caer cuando pones a tu bebé en la cuna sin el apoyo suficiente. El pequeño endurece el cuerpo y levanta los brazos hacia arriba y hacia afuera abriendo los puños (que suelen tener apretados). Puede llorar un poco (del susto). Este reflejo desaparece a los dos o tres meses.
  • Reflejo de búsqueda. Cuando acaricias el lado de la mejilla con el dedo tu bebé girará la cabeza a ese lado y abrirá la boca empezando a hacer movimientos de succión. Este reflejo desaparece a los cuatro meses.
  • Reflejo de prensión. Cuando acaricias la palma de la mano de tu bebé cogerá tu dedo y lo mantendrá apretado. Este reflejo es evolutivo de cuando las crías debían ir cogidas en la espalda de las madres. Además, es un precursor del uso de las manos. Este reflejo desaparece gradualmente al tercer mes de vida.
  • Otros reflejos: reflejo de caminar, reflejo de retirada o reflejo de sacar la lengua.

Escribe un comentario