Concepto de relajación y cómo ponerla en práctica

Símbolo zen. Piedras apiladas junto al agua.

Es importante intentar lograr la relajación completa del organismo, sin embargo no es fácil cuando uno se obceca en que no lo conseguirá.

Hay muchas personas que habitualmente están tensas o estresadas y no hacen conciencia para poner de su parte y cambiarlo. En este artículo vamos a analizar el concepto de relajación y algunas vías para ponerla en práctica.

La relajación

En determinados momentos, no se logra llegar a la calma del organismo por uno mismo. No es fácil relajarse cuando uno se obceca en que no lo logrará. La relajación es un estado de buena salud, tanto mental como física, donde la persona se encuentra cómoda. Cuando el organismo se relaja, la tensión desaparece, y la respiración y el pulso cardíaco se debilitan.

No solo hay una vertiente física, sino también una mental, una calma agradable. Y ambas áreas, suelen o pueden estar conectadas. Cuando una persona está estresada puede tener dolor de cabeza, sentirse angustiada y sentir molestias en la espalda. Lo adecuado es que haga por solucionar todo su malestar para lograr una respuesta completa y satisfactoria.

La forma de ser influye

Mujer practicando yoga.

Dos vías para poner en práctica la relajación son el yoga y la meditación. Ambos trabajan cuerpo y mente.

El sistema nervioso tiene un papel esencial en el modo de alcanzar un estado de poca, y total relajación, y es que participa en la aceleración del organismo de la persona con el área simpática y logra controlarlo y darle estabilidad con la parasimpática. La adrenalina, hormona que se genera con el estrés, hace acto de presencia cuando una persona se excita ante algo.

Muchas personas son más vulnerables o negativas que otras, ven el vaso medio lleno, y este hecho les hace percibir cosas malas cuando aún ni han sucedido. Ese estado de nervios y ansiedad les hace estar en una tóxica alerta permanente. Por el contrario uno puede tomarse ese miedo como un reto y formarse para lograr herramientas con las que poder vencerlo, o al menos afrontarlo.

Modos de practicar la relajación

Para conseguir relajarse primero hay que querer y esforzarse en ello. Dedicar un tiempo al día a estas pautas de relajación es primordial, y añadido tomárselo con seriedad y constancia. En ocasiones es positivo visitar a un terapeuta, que pueda ofrecer sus conocimientos a quienes se sientan débiles para enfrentarse a determinadas situaciones de un modo pausado.

  • Deporte: Resulta esencial y elemental elegir cualquier tipo de deporte o actividad física para quemar el estrés y adrenalina y quedarse relajado y vacío de malestar.
  • La respiración: Es muy importante respirar y hacerlo correctamente cuando se está agobiado y casi al borde del ataque de nervios o de ansiedad. En ocasiones parece que no se puede más y se necesita parar, analizar la situación y tomarse un momento respirando por la nariz y expulsándolo por la boca. Haciendo esto bien se consigue activar la parte parasimpática del sistema nervioso
  • El entrenamiento de Szhultz: El instructor pide al paciente que se centre en diferentes partes de su cuerpo. También el paciente debe imaginar reacciones para alcanzar la relajación. Es protagonista la mente y su capacidad de respuesta.
  • Método Jacobson: En primer lugar hay que tensar los músculos, para después relajarlos. Es en ese momento donde logra percibirse la diferencia.
  • Meditación: No es un control mental, ayuda a darse cuenta de las vivencias y cómo afrontarlas de un modo calmado. Se logra un sentimiento de más autonomía y libertad.
  • Yoga: Se aprende a controlar mente y cuerpo, hallar el vínculo y mejorarlo. Con esto se busca eliminar aquello que afecta al bienestar personal.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.